Ever, un salto que vale la pena

De Tartagal a Canadá: la 
veloz carrera de un joven hacia los Juegos Parapanamericanos.
Tartagal es un pueblo del norte de la provincia de Santa Fe,
ubicado en el noreste del departamento Vera, a 374 kilómetros de nuestra
ciudad. Según el último censo de 2010, sus pobladores llegaban al número 1961,
de los cuales 960 eran mujeres y 1.001 hombres. Supongamos que ese “1” es el
protagonista de esta nota: Ever Cáceres.
A principios del siglo pasado, cuando los ingleses hacían
desastres humanos y ambientales a pura extracción del quebracho (orgullosamente
permitida por nuestros gobiernos), ninguno de sus explotadores, ni de los
criollos explotados, se imaginaría que un siglo después podía surgir de las
tierras del tártago y la fábrica de tanino un atleta sin una mano capaz de
representar a un país en los Juegos Parapanamericanos. Allá fue Ever, a Toronto,
Canadá, exactamente en el otro extremo del continente americano, donde no
tienen ni idea de cómo es entrenar en una dura y calurosa calle de tierra.
El pibe de 19 años descubrió el atletismo en su escuela y
comenzó a enamorarse de la madre de todos los deportes a partir de las
Olimpíadas Santafesinas, una actividad creada y generada desde el gobierno
provincial para que participen todos los chicos y chicas de cada pueblo y
ciudad de nuestra bota santafesina. “Empecé con las Olimpíadas, agarré ritmo y
luego comencé a viajar a Reconquista, Rosario, hasta llegar a Mar del Plata”,
narró Ever, el representante de la
Escuela Nº 316 de Tartagal. La especialidad del salto en
largo, los 100 y 200 metros llanos empezaron a brindarle alegrías.
A partir de sus buenos rendimientos pudo llegar a Mar del
Plata, donde se disputó la etapa nacional (Juegos Evita). En “La Feliz” también llegaron las
buenas marcas para Cáceres, y en esa disputa fue observado y tentando a
participar de un certamen clasificatorio en San Pablo por uno de los
seleccionadores de atletismo de alta competición en nuestro país. “El viaje a
Brasil fue muy importante, porque ahí me dieron la clasificación para saber en
qué categoría podía correr”, señaló. Y como si fuese poco, el “Facha” –como le dicen
sus amigos– logró en ese torneo una medalla de plata.
El gran “profe”
En la historia de Ever nada es fácil, llegar a Brasil no fue
tan simple como lo puede hacer un chico de clase media a media alta que se va
de vacaciones por unos días. Con algo de esfuerzo personal para juntar algunos
billetes, el aporte de un senador provincial, de la Cámara de Senadores, más la
ayuda económica del profesor Ubaldo López –de la ciudad de San Javier–, Cáceres
pudo llegar al vecino país. “El profe viaja conmigo cuando vamos a la
concentración a Buenos Aires (en el Centro Nacional de Alto Rendimiento
Deportivo, Cenard), tuve la suerte de conocer una gran persona como Ubaldo,
sacó un préstamo por mí para que pueda viajar a Brasil y ahora, de a poco, le
estoy devolviendo ese dinero”, contó.
Ubaldo López conoció a Ever en las Olimpíadas Santafesinas,
pero estrechó su vínculo cuando le tocó compartir una habitación en Mar del
Plata, durante los Juegos Evita. “Es un joven característico de una zona rural,
que tiene sencillez y timidez, pero que durante todo este tiempo de viajes se
fue desenvolviendo cada vez mejor. Recuerdo que muchas veces tenía que hacer de
su representante y hablar por él”, dijo el profesor en diálogo con Pausa. “Ever
quiere mucho a su madre, a su familia, a su pueblo, y tiene una magia especial,
capaz de crear un vínculo muy rápido y profundo con las personas”.
El profesor de educación física aseguró que no dudó en
“apostar por Ever”, destacó su potencial como atleta y la proyección que le da
su juventud. “En el deporte hay que trabajar a futuro, hay que entrenar para ir
dando pasos hacia delante, y mucho más un joven como él, de apenas 19 años”,
manifestó. Y también habló de los aprendizajes por los que ambos transitaron en
este último año, “desde el vínculo como personas hasta todo lo positivo que
vivimos con la gente del Cenard, donde se trabaja muy bien con todos los
deportistas del país”.
El viaje menos pensado
En su ruta de permanente ascenso estaba Toronto, con sus
Juegos Parapanamericanos que se realizaron en el pasado mes de agosto. El pibe
del norte santafesino le contó a Pausa: “Para llegar a Canadá tuve que pasar
por algunos torneos, como el de Córdoba, donde mejoré algunas marcas; y después
el de Chaco, que fue el más fuerte, donde tuve que hacer mis mejores marcas
para que me elijan del Seleccionado argentino para ir a Toronto”. Ever recordó
con emoción que uno de los entrenadores lo llamó por teléfono para avisarle que
estaba entre los elegidos para ir a la gran cita, “no lo podía creer, nunca
pensé que podía viajar tan lejos, menos haciendo un deporte”.
En otro tramo del diálogo, Ever destacó: “Mi categoría es
muy dura y en Canadá competí con los mejores de América, pero estuve tranquilo
en mi primer gran torneo y aprendí mucho de los demás. Aunque no mejoré mis
marcas en los Parapanamericanos, para mí fue una muy buena experiencia y quedé
muy contento por lo que logré hasta el momento”.
Ever Cáceres tirando facha y poniendo a su ciudad en los Parapanamericanos de Toronto.
Luego de la gran experiencia de Toronto, sigue entrenando en
su Tartagal natal, “acá entreno solo, los técnicos de la Selección me mandan las
planillas con lo que tengo que hacer y lo hago, pero no puedo comparar con lo
que hay en el Cenard, acá no tengo pista, tengo que pagarme el gimnasio y la
tengo que pelear solo”.
Para graficar la lucha y el sacrificio, una frase lo puede
resumir todo: “En Tartagal tengo camino de tierra y entreno ahí, porque
solamente tengo la plaza para correr, pero ese piso me endurece un montón”. Y
remató: “Me mantengo en movimiento, porque si me quedo quieto pierdo”.
Pistas en marcha
“El gobernador Antonio Bonfatti rubricó el decreto N° 2511
que adjudica a la empresa ICA SRL, por un monto de 5.718.557,14 de pesos, la
construcción de una pista atlética reglamentaria, con dependencias anexas, en
la ciudad de Vera, cabecera del departamento homónimo en la Región 1”: de esta manera
comienza la redacción de una noticia que fuera publicada el 21 de agosto de
2014 en el sitio oficial del Gobierno de la Provincia.
Además de la construcción de la pista en Vera, también se
están ejecutando en San Justo, Tostado, Villa Constitución y en Las Rosas. En
tanto, la ciudad de San Javier también está en la lista de futuras localidades
con pista de atletismo, aunque sufre un retraso de construcción por cuestiones
que tienen que ver con la localización elegida por el Municipio local y el
estado del suelo.
Vale destacar que las tres primeras pistas que se van a
inaugurar son las de Las Rosas, Vera y San Justo, a fines del próximo mes de
octubre.
Teniendo en cuenta esta agradable noticia para los atletas
de nuestra provincia, en el plano personal Ever dijo que “podría ser una buena
posibilidad, la verdad que para mí sería una felicidad, además tengo familiares
en Vera”.
Vale la pena
Por estos días Ever “Facha” Cáceres está preocupado por una
lesión en la rodilla; Tartagal no cuenta con los recursos médicos necesarios
para su inmediata rehabilitación. “Si es necesario lo traeré a San Javier para
que se recuperé acá, porque en octubre tenemos que ir a una concentración a
Buenos Aires y no puede dar tantas ventajas en los entrenamientos”, señaló el
profesor Ubaldo López, demostrando una vez más que el pibe de Tartagal “vale la
pena”.
No hay dudas que Ever “vale la pena”, tanto como su “profe”
de San Javier. Pero más vale la pena una política deportiva inclusiva, capaz de
atravesar las pequeñas mezquindades de gobiernos comunales, municipales,
provinciales y nacionales.
Publicada en Pausa #162, miércoles 23 de septiembre de 2015
Pedí tu ejemplar en estos kioscos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here