Maradona y punto

El Diego en el partido del retorno (click para agrandar)

Hace unos días, para ser más preciso fue el 7 de octubre, se cumplieron 20 años de un partido histórico, que tuvo como protagonistas a Maradona, Boca y Colón, en ese orden. El motivo por el cual merece la denominación de histórico se debe a que ese domingo Diego regresaba al fútbol y al club de sus amores: Boca Juniors. El “10” eterno hacía temblar la vieja Bombonera luego de cumplir 15 meses de inactividad oficial a raíz de la suspensión que le había impuesto la FIFA por el doping positivo en el Mundial de Estados Unidos de 1994, debido a una ingesta de efedrina.

Volvía Maradona al fútbol, volvía a jugar en el fútbol argentino, volvía a jugar con la camiseta de Boca, ninguna vuelta había sido tan esperada por los futboleros y promocionada por la prensa. Del otro lado había un rival: Colón, que también estaba volviendo, y al igual que Diego regresaba a la cancha de Boca luego de 14 años. El Sabalero se había ido al descenso en 1981 y 14 años después volvía a jugar en Primera, y por aquellos días de octubre se seguía acomodando a las nuevas canchas, a los rivales más poderosos, a la necesidad de sumar para mantener la categoría, a sobrevivir en un fútbol que alternaba los equipos ásperos y los muy buenos.

Esa tarde Boca formó con Carlos Fernando Navarro Montoya; Diego Soñora, Fernando Gamboa, Néstor Ariel Fabbri y Carlos Mac Allister; Julio Saldaña, Fabián Carrizo y Cristian González; Diego Maradona; Sergio Martínez y Claudio Paul Caniggia. En tanto, Colón –dirigido por Enzo Trossero– jugó con Leonardo Díaz; Hugo Benjamín Ibarra, Horacio Ameli, Mario Sciacqua y Dante Unali; Julio César Toresani, Ricardo Kuzemka y Marcelo Saralegui; Claudio «Turco» García, Víctor Muller y Antonio Vidal González.

El partido fue intenso, con todo el estadio pendiente de Diego y la magia de su zurda. Ganó de forma polémica Boca sobre la hora y tuvo ribetes extrafutbolísticos que pasaron a la historia, como la discusión subida de tono entre el 10 y Toresani, que el árbitro Francisco Lamolina castigó con tarjeta roja para el mediocampista sabalero. La jugada se originó en una violenta entrada de Caniggia sobre Unali, que provocó la reacción de Toresani contra el «Hijo del Viento». Ahí apareció en escena Diego, quien lo invitó a pelear y después, en el vestuario, inmortalizó la frase «Segurola y Habana 4310, séptimo piso, a ver si me dura 30 segundos», domicilio donde vivía en el porteño barrio de Villa Devoto.

El partido del gran regreso, Boca, Colón y algunos condimentos de aquella tarde en la Bombonera, son una linda excusa para seguir homenajeando al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Y en esta oportunidad, el culto maradoniano sale con una sonrisa, con el recuerdo de un inagotable hacedor de frases inolvidables, tanto como sus goles y jugadas.
Que también sirva como excusa el mes de su natalicio (el 30 de octubre cumple 55 años), y desde ese lugar celebrar con buena onda a un ídolo ciento por ciento argentino. Y aquí va un compendio de frases inmortales:

  • «Mis sueños son dos. Mi primer sueño es jugar en el Mundial. Y el segundo es salir campeón de octava y lo que siga en el campeonato este» (1970)
  • «Me había propuesto hacerle dos goles a Gatti, pero ahora que me dijo gordito le voy a meter cuatro (1980, antes de meterle cuatro goles a Gatti en un Argentinos 5 – Boca 3)
  • «Pelé hubo uno solo. Los demás venimos en segunda línea» (1986, un mes antes del Mundial de México)
  • «Fue la mano de Dios» (1986, al explicar su primer gol a los ingleses en el Mundial ´86)
  • «Si me muero, quiero volver a nacer y quiero ser futbolista. Y quiero volver a ser Diego Armando Maradona. Soy un jugador que le ha dado alegría a la gente y con eso me basta y me sobra» (1992)
  • «No quiero dramatizar, pero creeme que me cortaron las piernas» (1994, tras su doping positivo en el Mundial de Estados Unidos)
  • «La bronca es mi combustible» (1995)
  • «Me teñí un pedacito de rubio, en repudio a los pelicortis» (1995)
  • «Passarella tiene que entender que la historia del fútbol argentino se escribió con pelo largo (1995)
  • «Pase lo que pase y dirija quien dirija, la camiseta número 10 será siempre mía» (1995)
  • «Sin Claudia, hoy yo estaría en el jonca. La droga te mata. Te aniquila» (1996)
  • «Dalma y Gianinna son mis ojos» (1996)
  • «La droga es como un Pac Man que te va comiendo toda tu familia» (1996)
  • «Pensé que venía Berlusconi y me encontré con el cartonero Báez» (1996, sobre Macri, entonces flamante presidente de Boca)
  • «Yo quería ir a Estados Unidos, pero el cabeza de termo de Clinton no me deja entrar» (1996)
  • “Estados Unidos crea guerras para vender armas y después dicen que es un país bárbaro. Es un país siniestro, careta, mala leche e hipócrita” (1996)
  • «El otro día jugué un rato al fútbol y me di cuenta que tengo menos piernas que una foto carnet» (1997)
  • «Si entreno todos los días, me desgarro hasta el hombro» (1997)
  • «A Grondona se le escapó la tortuga» (1997)
  • «El doping de Maradona es como el PRODE: positivo, negativo, positivo, positivo. Hasta creo que hay empate» (1997)
  • «Si hoy la agarro a la Claudia, la vacuno» (1997).
  • «Hoy no hablo muchachos. Tengo menos palabras que un telegrama» (1997)
  • «Te voy a contar un secreto Shilton: fue con la mano» (1998)
  • «No quiero que Havelange diga que me quiere como un padre. Yo no soy un hijo de puta» (1998)
  • ”Ruggeri le toma la leche al gato” (1998)
  • «En Cuba estoy más solo que Kung Fú» (2000)
  • «Hasta ahora he vivido 40 años pero que valen por 70. Realmente me sucedió de todo. De un golpe salí de Fiorito y fui a parar a la cima del universo y allí me las tuve que arreglar yo solo» (2000)
  • «Verón en la selección tiene más faltas que Gianinna en el colegio» (2000, ante una lesión de la Brujita que le impidió jugar contra Uruguay)
  • «Pelé debutó con un pibe» (2000)
  • «Cóppola es vivísimo. Fuma debajo del agua» (2000)
  • «A veces me agarran bajones, pero pongo El Chavo y se me pasa todo» (2001)
  • «Este no es un partido despedida. Es un partido homenaje. Yo nunca me voy a ir del fútbol» (2001)
  • «Yo me equivoqué y pagué. Pero la pelota no se mancha» (2001)
  • «De la Rúa está durmiendo la siesta. ¡Despiértenlo!» (2001)
  • «Me di cuenta mucho después que los dolores de panza de mi vieja era porque ella no comía para darnos de comer a nosotros» (2003)
  • «Yo crecí en un barrio privado de Buenos Aires. Privado de luz, de agua, de teléfono.» (2004)
  • «Cuando entré al Vaticano y vi todo ese oro me convertí en una bola de fuego» (2004)
  • «Si para ser técnico de la selección hay que hacer lobby y hablar con periodistas como Niembro, yo abandono. Renuncio al cargo» (2004)
  • “Argentina son Mascherano y diez más” (2009)
  • «A los que no creían en este equipo, con el perdón de las damas, que la chupen. Que la sigan chupando» (2009, tras vencer a Uruguay 1 a 0 y clasificar a la selección argentina al Mundial 2010)
  • «Vos también la tenés adentro» (2009, a Toti Pasman después de Argentina 1 – Uruguay 0)
  • «Grondona me mintió, Bilardo me traicionó» (Julio 2010)
  • “Blatter y Platini están más sucios que una papa» (2015)

Desde el lugar de siempre para quien escribe y comparte estas líneas, Diego Armando Maradona será eternamente el futbolista, el mejor de todos por belleza, inteligencia, técnica y rebeldía en su juego. Será el que hizo feliz a millones y el que me hizo llorar por primera vez de alegría en 1986. Por Diego, por el fútbol y para los que aman la vida de los otros, va la última frase del Pelusa de Villa Fiorito: “Sólo les pido que me dejen vivir mi propia vida, yo nunca quise ser un ejemplo” (1995).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here