Cinco canciones clásicas sobre la Navidad (y su significado)

¿Está la sidra en la heladera? ¿Quién trae el vitel toné? ¿Y el arrollado? La tía que hace las horribles terrinas, ¿viene o no?

La Navidad ha llegado y, con ella, toda su parafernalia. Sabia generadora de billetes, la industria discográfica internacional siempre tuvo la costumbre de producir canciones y álbumes para celebrar la llegada del Niño Dios.

Los punks también celebran

Con Merry Christmas (I Don’t Want Fight Tonight), los pioneros del punk The Ramones nos recuerdan un clásico de la mesa navideña: matarse a gritos con el primo fascista que nos tocó en suerte.

La fiesta blanca y yanqui…

White Christmas es una de las tonadas más conocidas, replicada en cientos de películas. Es el single más vendido en la historia, con 50 millones de copias. Acá una versión que hará las delicias de los amantes del patriarcado y el American Way of Life.

…y la culpa europea

En la década del 80 se descubrió que no comer provocaba hambre en África. Entonces, artistas solidarios se dedicaron a sacar discos y canciones para juntar fondos para el continente. No hubo demasiado efecto, excepto por el hecho de que ahora podemos ver en versión cuasi infantil a Bono, Sting (que tiene los dientes amarillos), Boy George y George Michael, junto a una tropa de famosos hoy ignotos, en Band Aid, un invento de Bob Geldorf.

El mensaje de Lennon

En 1971, John Lennon con la Plastic Ono Band lanza un himno pacifista: So This Is Xmas (War Is Over), llamando al fin de la guerra de Viet Nam. Esta es la canción para cuando, ya borracho, te reconcilias –con hipócrita cortesía– con tu brutal primo.

A tomar una ginebra con gente despierta

Y finalmente, salís a la calle en busca de un poco de… calle.

Feliz Navidad para todos, sueñen un sueño imposible.

Bonus track para Millennials

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí