La ola de despidos llega a Santa Fe

Asamblea de trabajadores de Paraná Metal, diciembre de 2015. Foto: Sebastián Suárez Meccia / La Capital

La curtiembre Sadesa, la autopartista Paraná Metal y el frigorífico Frideco despidieron a 430 trabajadores. La provincia, que había cerrado 2015 con récord de empleo registrado, empieza a sufrir los efectos del cambio.

El cierre de la curtiembre Sadesa en la localidad de Las Toscas (departamento General Obligado) dejó a 152 trabajadores en la calle. Paraná Metal, que tiene su planta en Villa Constitución (departamento Constitución), despidió a 180 operarios. El frigorífico Frideco, de la ciudad de Totoras (departamento Iriondo), echó a 100 empleados. Son los primeros reportes de despidos en el sector privado en la provincia de Santa Fe.

Desde el inicio de la gestión de Mauricio Macri, hay 24 mil nuevos desocupados en el sector público en todo el país. El caso más dramático se da en la ciudad de La Plata, donde hubo 4.500 despidos. Pero ahora el ajuste empieza a expresarse también en empresas, fábricas y comercios.

Incertidumbre en Las Toscas

La planta que la curtiembre Sadesa posee en la localidad de Las Toscas cerró sus puertas aduciendo cuestiones de mercado, por lo que 152 trabajadores perdieron su fuente de empleo. Voceros de la empresa multinacional indicaron que la planta elaboraba suelas y que el cierre obedece a cuestiones de mercado, ya que ese elemento, en la industria del calzado, está siendo reemplazado por material sintético.

El gobernador Lifschitz y el ministro Contigiani en una reunión con representantes de Sadesa.
El gobernador Lifschitz y el ministro Contigiani en una reunión con representantes de Sadesa.

Desde el Ministerio de Trabajo de la provincia indicaron que el impacto podría ser mayor, ya que los empleos indirectos que generaba la curtiembre son más de 300. El gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de la Producción Luis Contigiani se reunieron este lunes con representantes de la firma. “Vamos a hacer todo nuestro esfuerzo para que no se pierdan puestos de trabajo. Esto tiene un fuerte impacto social y económico y afecta de manera indirecta a otras actividades de la ciudad y de localidades cercanas”, señaló Lifschitz.

El gobierno provincial argumentó que la medida dispuesta por Sadesa fue “sorpresiva”. Contigiani intenta encontrar alguna alternativa que favorezca la reapertura de la fábrica. “Junto con el gobierno nacional queremos estudiar técnicamente el tema, saber qué posibilidades hay, qué tipos de acuerdos se pueden hacer y qué nichos podemos encontrar. Necesitamos un tiempo para agotar todas las instancias”, explicó el ministro de la Producción.

El viernes 22 de enero se realizó una audiencia entre trabajadores y representantes de la curtiembre Sadesa en el Ministerio de Trabajo de la provincia. Se acordó pasar a un cuarto intermedio para iniciar gestiones a nivel nacional y provincial. Las negociaciones entre Sadesa, el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Cuero del departamento General Obligado y el Ministerio de Trabajo continuaban este jueves 28.

Frigorífico cerrado

También este jueves se reinician, en Rosario, las negociaciones entre trabajadores y empleadores del frigorífico Frideco de Totoras por el despido de 100 empleados. La planta mantiene su producción suspendida y, mientras duran las tratativas, se aplicó el régimen de garantía horaria que establece el pago de un porcentaje mínimo del salario, de acuerdo al Convenio Colectivo de Trabajo del sector.

Efectos de la apertura comercial

Paraná Metal hizo punta en la provincia. La fábrica de autopartes despidió a 180 operarios a principios de diciembre, en plena transición. En el sector autopartista hay preocupación por el impacto de la apertura comercial decidida por el gobierno de Macri. Pidieron a la Nación resguardar de las importaciones una serie de repuestos que fabrican las empresas locales, pero sólo una parte de ese listado fue aprobado y el resto está en evaluación. Se estima que hay en riesgo entre 250 y 300 empresas que emplean a más de 15 mil trabajadores de los 58 mil que tiene el sector autopartista.

Un mensaje al sector privado

La provincia de Santa Fe había cerrado 2015 con indicadores positivos. El Ministerio de Trabajo informó que el empleo registrado mantuvo un crecimiento sostenido durante todo el año pasado. La tasa fue del 1,6%, equivalente a 7.553 puestos de trabajo más que en 2014. En el segundo trimestre se alcanzó el pico más alto de cantidad de puestos para la serie 2007-2015 con una cifra promedio de 491.350 trabajadores.

Para la CTA Autónoma de Santa Fe, los despidos “no solo significan familias trabajadoras en la calle sino el recorte de políticas que garantizan derechos del conjunto de la sociedad y, por otro lado, un claro mensaje al sector privado, que siendo el principal beneficiado de las políticas económicas aplicadas en el inicio del año, profundiza la acumulación de ganancias replicando los despidos como forma de abaratar costos generando desocupación y salarios a la baja”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here