A un año de Aylan Kurdi, mueren más refugiados en el Mediterráneo

La cifra de refugiados muertos o desparecidos en aguas del Mediterráneo subió un 34% en la comparación de 2016 con 2015, aun cuando la cantidad de arribos a Europa bajó un -41%, según los datos de Missing Migrants Project.

A pesar de que menos personas llegan a las costas de Europa, son muchas más las que fallecen o desaparecen en el intento. La foto de la tragedia de Aylan Kurdi, el niño sirio de 4 años ahogado el 2 de septiembre de 2015, ha significado mucho en materia de detener o desalentar la migración, pero poco en el aspecto humanitario de salvar las vidas de quienes desesperados se aventuran al mar en busca de una nueva vida.

Entre octubre de 2014 y septiembre de 2015 se perdieron en el mar que divide Europa de África unas 3.170 personas. Entre octubre de 2015 y septiembre de 2016, la cifra ascendió a 4.249. La diferencia de un 34% contrasta con los arribos al rico continente, que bajaron de 516.067 a 300.450, un -41%, comparando un período similar: de enero a septiembre de 2015 y de 2016. El grueso de los refugiados que llega a través del Mediterráneo proviene de Siria, Afganistán, Irán, Paquistán, Irak, Nigeria, Eritrea, Sudán, Gambia, Costa de Marfil, Guinea, Somalía y Mali.

De acuerdo al registro de MIssing Migrants Project, hasta el 26 de agosto de este año, de las muertes del 2016 en el Mediterráneo, unas 2.984 fueron por ahogamiento.

Puertas cerradas

El arribo a Europa –o a otro país del primer mundo– es una excepción. Oxfam difundió un estudio en el que se establece que los seis países más ricos de la Tierra acogen a 2,1 millones de refugiados. El número por sí solo dice poco: Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido (los seis más ricos, que explican la mitad de la economía global) apenas albergan al 8,8% del total de refugiados del planeta.

La crisis es aterradora. En junio, Naciones Unidas alertó que 65.3 millones de personas son desplazadas forzosamente de su territorio: 21.3 millones son refugiados, 40.8 se encuentran desplazadas en sus propios países y 3.2 esperan asilo. El 86% de los refugiados, estimó Naciones Unidas, se encuentra en naciones pobres o en vías de desarrollo, no en la Europa rica. Por ejemplo, Jordania, Turquía, Pakistán, Líbano, Sudáfrica y Palestina acogen a más del 50% de las personas refugiadas y solicitantes de asilo, a pesar de que juntos representan menos de un 2% de la economía mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here