Nueve de cada diez víctimas de abuso infantil son niñas

Un informe que analiza los datos del programa Las víctimas contra las violencias, realizado con el apoyo de Unicef, brinda cifras sobre los últimos 10 años respecto del abuso infantil en el país.

Nueve de cada diez víctimas de violencia sexual en la infancia son niñas o adolescentes mujeres. Sus agresores, también en 9 de cada 10 casos, son hombres adultos, y la vivienda de la víctima o del agresor es el lugar donde ocurren 6 de cada 10 abusos o violaciones a niños, niñas o adolescentes.

 
Estos son algunos datos que se desprenden del informe presentado al cumplirse diez años de la creación del programa Las víctimas contra las violencias, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, y que Unicef apoyó con el desarrollo de un material que recopila la información e intenta visibilizar la problemática.

 
Desde 2006, el equipo coordinado por Eva Giberti, interviene en terreno y lleva adelante un registro propio a partir del relevamiento que realizan las psicólogas y trabajadoras sociales que acuden en los casos de emergencia ante la comunicación de cualquier delito contra la integridad sexual que ocurra en la Ciudad de Buenos Aires. Desde noviembre, hay una línea nacional que recibe denuncias de abuso sexual de niñas, niños y adolescentes de todo el país (0800-222-1717).

 
Algunos de los datos más relevantes del informe:

 
*Desde octubre de 2006 a agosto de 2016 el Equipo Móvil de Atención a Víctimas del Delito contra la Integridad Sexual atendió a 9.986 víctimas, de las cuales 5.239 eran niñas, niños y adolescentes (NNyA), un 52,5 por ciento.
*Entre las NNyA, 9 de cada 10 víctimas son de género femenino: 87,9 por ciento son mujeres y 12,1 son varones.
*El 14,5% de las víctimas son menor de 5 años de edad, mientras que el 38,2% son niñas de entre 11 y 15 años.
*El 55,9% de las víctimas realizan la denuncia dentro de las 72 horas de producido el hecho y un 20,5% acuden al equipo y realizan la denuncia hasta un mes luego de producirse el hecho.
*El informe también da cuenta de que los hechos de violencias sexuales contra NNyA que se denuncian, no siempre son las primeras violencias que sufren las víctimas.

abusoinfant2
*Profesionales del Programa destacan la importancia de realizar la denuncia en cada caso, ya que se advierte que el 86,7% de las víctimas podrían identificar al agresor.
*En el 73,1% de los casos se advierte que es la madre quien acompaña a la víctima.
*En el documento también se señala que el tocamiento sexual por la fuerza es la forma de violencia recurrente contra las niñas y adolescentes mujeres, principalmente en el rango etario de 11 a 15 años. El mismo tiempo de violencia es la principal contra niños y adolescentes varones, pero registrado mayormente en el rango de 0 a 5 años.

Los agresores

Al analizar este dato, se desprende que del total de agresores registrados en el período analizado es de 3.503, de los cuales 3.320 son de género masculino (9 de cada 10). El 72% son adultos y en el 22% de los casos no fue posible identificar la edad del agresor.

 
Una de las características más importantes respecto del victimario, es casi el 20% convive con las víctimas. “Este dato es fundamental por el sometimiento y peligrosidad para las NNyA”, señala el documento. De allí se desprende que el 58,1% de los casos de violencia sexual se producen en la vivienda de las víctimas o de los agresores.

abusoinfant3
“Se evidencia que el vínculo de los agresores varía según la edad y el género de las víctimas. Si bien los datos de las niñas y adolescentes de 0 a 18 años, evidencia que en el 35,7 por ciento de los casos fueron agredidas por conocidos no familiares, cuando se realiza el corte por edad se advierte que el 54 por ciento de las niñas y niños de 0 a 10 años son agredidos por familiares mientras que en la niñez-adolescencia (de 11 a 18 años) suelen ser victimizadas por desconocidos (42 por ciento)”, detalla el informe.

 
Al analizar la ocupación de los agresor, dato que puede dar cuenta de los ámbitos de peligrosidad para las víctimas, se destaca que en el 36,8% de los casos se trata de un trabajador o profesional vinculado a la tarea de los cuidados NNyA o que tienen una especificidad de seguridad, religiosa o de cuidado.

Acceso a la justicia

Un dato curioso, y bochornoso, que presenta el informe, es el que se refiere a la cáratula de los expedientes judiciales bajo las cuales se registraron de estos delitos. Allí se advierte sobre la persistencia de la figura de abuso deshonesto, la cual fue derogada del Código Penal en el año 1999 mediante la Ley 25.087. “La inadecuación entre la carátula del expediente y el delito, retrasan y dificultan los procedimientos legales, limitando también el acceso a la justicia”, se explica en el texto.

abusoinfant1

Problemática global

Los datos son estremecedores pero no sorprende a los y las especialistas. “Los datos a nivel mundial refuerzan la tendencia que se vislumbra del análisis de estos registros. La mayoría de la víctimas de abuso sexual son mujeres (en el mundo 1 de cada 5 mujeres declaran haber sido víctimas de abuso durante la niñez)”, se lee en las consideraciones finales.

Johanna Goldwaser, socióloga del Programa, consultada por Página/12 respecto de la forma de revertir los abusos, comentó: “Hay que cambiar la cultura patriarcal y adultocéntrica que sostiene estas asimetrías de poder y que también implica una asimetría en el acceso a la justicia: en la posibilidad de poder hablar, denunciar, de salir de ese encierro que es el abuso sexual. Si para una persona adulta es difícil hablar, para las niñas y niños es casi imposible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here