La CIDH visitó a Sala y advirtió que el Estado debe acatar sus resoluciones

    La CIDH con Sala.

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA visitó el  penal de Alto Comedero, Jujuy, donde la líder social Milagro Sala lleva 18 meses detenida. Dará su dictamen en la primera semana de julio.

    Dos dictámenes de la procuradora Alejandra Gils Carbó, una resolución de la ONU, el pronunciamiento de Amnistía Internacional y del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la reacción del gobierno jujeño ante la visita de la CIDH fue pintar la celda de castigo del penal donde está encarcelada Milagro Sala, cosa de que no se note.

    El presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, visitó en la tarde de ayer a la líder de la Tupac Amaru y anticipó que en julio próximo se podría resolver la medida cautelar en trámite que existe ante ese organismo sobre su detención. El jueves había visitado al gobernador Gerardo Morales.

    Si bien Equiguren aclaró que se trató de un encuentro “confidencial”, explicó que a primera vista observó que la reclusión de Sala tiene “condiciones humanitarias razonables”. En la primera semana de julio dará su dictamen respecto de la situación judicial de la detenida.

    Eguiguren visitó el penal junto a la vicepresidenta segunda de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño, y los abogados de la dirigente social Luis Paz y Elizabeth Gómez Alcorta. El recorrido sirvió para recabar información respecto de las condiciones de detención, el estado de su salud, el derecho a la defensa, entre otros ejes de la medida cautelar que hace más de un año presentaron ante el organismo el CELS, Amnistía Internacional y Andhes con el objetivo de garantizar la libertad de Sala y otros detenidos de la organización jujeña.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here