Los cuentos que sobrevivieron a la dictadura

Los cuentos del Chiribitil, que fueron censurados durante la última dictadura, tienen reedición y nuevos títulos. Su editora y dos escritoras los presentan y debaten sobre literatura infantil en El Molino. 

Los cuentos del Chiribitil fue una colección que le dió espacio a nuevos y jóvenes escritores e ilustradores, quienes plasmaron allí historias que emocionaron, divirtieron e hicieron pensar a las infancias de los años 70. La colección, lanzada originalmente en 1976 por el Centro Editor de América Latina (Ceal), se vendía en los kioscos, a precios accesibles, y sus tiradas alcanzaban 50 mil ejemplares.

La dictadura fue implacable con el Ceal y con muchos de los cuentos del Chiribitil que fueron expresamente prohibidos, como Los zapatos voladores y Jacinto. “Sufrieron una de las peores censuras que tuvo nuestro país, la cual llegó hasta una quema masiva de toneladas de libros y entre ellos Los cuentos del Chiribitil”, expresó Lucrecia Pelliza, coordinadora general de La Redonda. “Esta colección fue reeditada por Eudeba hace un par de años y es una reivindicación histórica y un homenaje a las infancias”.

En el marco del ciclo “Los libros y las cosas”, que se viene desarrollando desde abril en los espacios que conforman el Tríptico de la Imaginación, el próximo jueves 15 de junio a las 18 horas se realizará en El Molino, Fábrica Cultural la charla “Los Chiribitiles. (Re) Construyendo una colección”, sobre la reedición de Los cuentos del Chiribitil y en especial sobre el primer título de la nueva colección, Abuela de Trapo, que recibió el premio al “Mejor cuento infantil 2016” de la Asociación de Literatura infantil y Juvenil de la Argentina (ALIJA) en la 43ª feria del Libro infantil de Buenos Aires.

9789502325255.png

La presentación estará a cargo de de la coordinadora e impulsora del proyecto Violeta Canggianelli, de la escritora y colaboradora Marina Elberger y de la autora de Abuela de Trapo, María de los Ángeles Durini, quienes relatarán cómo surgió la idea de la reedición de la colección, los premios y festejos que obtuvieron por el «rescate cultural» de estos libros en la Argentina y el porqué de los nuevos cuentos del Chiribitil y su éxito.

Los nuevos chiribitiles

Abuela de Trapo, ilustrado por Lucas Nine, es el primer número de la colección de “Los nuevos Cuentos del Chiribitil”. Al respecto, su autora, María de los Ángeles Durini, explicó: “Creo que el cuento Abuela de Trapo, trata sobre mi deseo de ser escritora. Era mi abuela la que me contaba muchos cuentos, y era ella la que me enseñó a hacer globitos de los globos pinchados, y a mirarlos como si estuvieran vivos. A través de su voz, descubrí desde muy chica, que hay otra realidad detrás de las cosas. O, mejor dicho, siguiendo su voz, nunca cerré la puerta del todo a la realidad que se esconde entre las palabras. Y con eso escribo: pedacitos de globo, palitos, manzanos en el jardín de mi infancia. Este cuento pertenece a mi primera casa, cuando todavía no sabía leer”.

Luego de 38 años, la Editorial Eudeba le rinde este tributo a la colección con sus 50 títulos, a sus dos directoras Delia Pigretti y Graciela Montes, a Oscar “El Negro” Díaz, a los 31 autores, a los 23 ilustradores y al valor que el Centro Editor de América Latina (CEAL) tuvo a partir del año 1976, inaugurando este género que resulta disfrutable y apasionante para niños y grandes.

Los libros y las cosas

El ciclo tiene como objetivo homenajear a los libros, experimentando con diferentes materialidades y formatos, compartiendo las sensaciones y emociones que la lectura y el acercamiento a las diferentes historias nos provocan, con charlas, juegos, talleres, teatro, lecturas y clases intensivas.

Un solo comentario

  1. Los cuentos que molestaban a quienes gobernaban, de hecho de facto no fueron elegidos x la ciudadanía sino impuesto por la fuerza. Tal vez por los autores e ilustradores, que me parece q en su mayoría profesarían la religion judía. Solo sirvieron p/ reprimir, prohibir la libre e!sección hasta de lo que debían leer nuestros hijos y nietos. Época de TERROR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here