Multa millonaria a Google en Europa

En Europa multaron a Google por abusar de su posición dominante en el mercado y perjudicar a sus competidores.

La Comisión Europea impuso la mayor sanción de la historia a Google por abuso de posición dominante. Alphabet, la compañía en la que se integra el buscador, tendrá que abonar a las autoridades anticompetencia europeas unos 2.424 millones de euros.

El organismo europeo impone tremenda sanción a Google por haber perjudicado desde 2008 a sus competidores, en beneficio de sus propios servicios. ¿Cuál era su trampa? Cada vez que una persona busca un producto en Google, el buscador muestra en primera posición los resultados de Google Shopping, donde ofrece enlaces para comprar esos productos justamente con en sus servicios.

La compañía lo hace gracias a que programó su algoritmo para que ofrezca esos resultados de búsqueda. Según la Comisión Europea, Google no está ofreciendo los resultados de acuerdo a la relevancia del producto para el consumidor, sino que lo hace para favorecer su propio servicio.

En consecuencia, Google tendrá que pagar una millonaria multa por abuso de posición dominante y cambiar la manera en la que muestra sus resultados de búsqueda de productos

Esta multa de 2.424 millones de euros es la más importante de la historia y supera con creces –más del doble- a las que recibieron Microsoft e Intel en 2009. El objetivo de la Comisión Europea es sentar precedente con esta medida. Además, si la compañía no modifica el algoritmo de su buscador en los próximos 90 días, recibirá una nueva sanción que podría alcanzar el 5% de su facturación diaria.

Cómo funciona Google Shopping?

Google Shopping es la sección que aparece en la posición superior cada vez que una persona realiza una búsqueda sobre un producto que esté a la venta. Por ejemplo, si se busca “vestido rojo” o “tablet de 10 pulgadas”, el buscador muestra en primer lugar los productos enlazados a sus propias tiendas por encima de los demás resultados, y con un formato enriquecido en forma de tarjetas con imágenes más atractivas.

Originalmente, cuando se lanzó en 2002 y se llamaba Froggle, era un servicio de listado de precios insertados por los minoristas y rentabilizado a través de la publicidad AdWords de Google. En 2012, se transformó en un modelo de negocio diferente donde las tiendas tenían que pagar para que sus productos aparecieran por encima del resto. Esta maniobra es el principal motivo de las denuncias de los comparadores rivales.

Es decir, Google ha abusado de su posición dominante para fomentar el uso de su servicio mientras hacía muy difícil que los consumidores accedan a otros comparadores a través de su buscador.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here