Castelló: “La oposición somos nosotros”

Tras una gran elección en 2015, Marcos Castelló se impuso en la primaria y va por mucho más que una banca en el Concejo, si supera el desafío de mantener al peronismo unido.  

Marcos Castelló. Kaniche, se decía para dar una referencia en 2015, cuando le compitió con buen volumen de votos la senaduría provincial a Emilio Jatón. Tras haber probado con Diego Degano, el peronismo de Omar Perotti encontró en el cantante y empresario una figurar fuerte, tanto que en las últimas primarias derrotó en la interna al presidente del Concejo Municipal, Sebastián Pignata. El Frente Justicialista ganó en agosto, con 57.093 votos pero con la suma de 13 listas. Si logra mantener los votos unidos, por primera vez en mucho tiempo el justicialismo local tiene chances.

—¿Cuál es el principal acierto de la actual gestión municipal?

—Los jardines es uno de los principales aciertos, nosotros lo valoramos. Pero creo que es una mesa a la que le faltan patas, entonces vamos a darle nuestra visión al respecto.

—¿Cuál es el principal error de la actual gestión?

—Entre bulevares hay obras que se ven, pero nosotros venimos por una Santa Fe completa, equitativa en todos sus sectores. Hay falta de equidad en cuanto a la inversión. Me parece que si no invertís en los sectores que te lo están pidiendo, es una ciudad que no podés mostrar y a la vez te trae muchos inconvenientes, porque haces una división entre vecinos. Hay gente que hoy paga servicios que no tiene. Nosotros apuntamos a mejorar la seguridad, que siempre esta hermanada con todo lo que pasa en la ciudad. Creo que generar un ámbito seguro para el vecino implica seguridad. Y si el Estado no está presente en los sectores más vulnerables, eso impacta en la seguridad. Es ahí donde se genera la materia prima para la violencia. Para que haya violencia tiene que haber violentos, y la Municipalidad no tiene la capacidad de detectar en qué momento el chico se te vuelve violento.

—¿Cuál sería su propuesta si fuese concejal?

—En principio, generar un verdadero ejército de asistentes o trabajadores sociales para que nos den un relevamiento claro de lo que pasa en los sectores más vulnerables, porque es allí donde los chicos están sin contención y en un contexto que no los favorece y eso a veces los lleva a tomar las peores decisiones. Es responsabilidad de este gobierno municipal tener un ejército de trabajadores que estén cerca de los chicos y la familia en su contención. Es fundamental enseñar durante los primeros siete años algunas cuestiones básicas y elementales: el dinero se consigue trabajando, las drogas te matan, la mujer se respeta. Estas cuestiones deben ponerse en valor y los chicos tienen que grabársela, para que luego esto sea el común de su día, para que delinquir no entre en ninguna de sus mentes y la violencia esté totalmente erradicada. Por otro lado, tener centros de oportunidades, que lo venimos proponiendo hace muchos años. También iremos a fondo con la política contra la violencia de género. Nos preocupa muchísimo poner a la mujer donde se lo merece. Por otra parte me preocupan los animales, queremos impulsar medidas que los saquen de su situación de calle. Otra propuesta es “A tu barrio lo arreglas vos”, un programa para que los chicos que están sin trabajo y ociosos en la esquina pueda ocupar su tiempo arreglando su barrio y siendo remunerados. No estamos a favor del trabajo precario, será un trabajo amparado con las leyes laborales. De esta manera, empezar a reactivar el trabajo interno, porque el chico con plata en el bolsillo va a dejar plata en el kiosco. Y además se estaría haciendo cordón cuneta, ripiado, limpiado, mantenimiento, generación de espacios verdes, iluminación. Los barrios empezarían a tener con muy poco presupuesto de parte de la Municipalidad una mejora que puede ser visible en muy poco tiempo. Nosotros tenemos un plan de ciudad que apunta a la mejora de la calidad de vida de los vecinos: hoy el 50% de los vecinos no tiene las obras necesarias ni los servicios. Como candidato a concejal vengo a proponer una ciudad más equitativa, con mayor desarrollo urbanístico hacia el norte, impulsar el nuevo Santa Fe-Santo Tomé y el de Paraná-Santa Fe, un aeropuerto que nos conecte con el mundo, es importante pensar la ciudad como un área metropolitana que involucre casi todo el departamento La Capital.

—¿Cómo está viendo la situación política a nivel nacional?

—Está pasando mucho por los medios y creo no le hace bien al argentino. Se demonizan figuras y se pone en alto a otros que no son ejemplo de nada. La gente ha perdido la capacidad de creer en la política y eso ha hecho mucho daño. Las operaciones políticas y mediáticas se notan y creo que no contribuyen para nada. Vos escuchás la radio, ves la televisión y después tu bolsillo, tu heladera, la calle dicen otra cosa. Estamos viviendo en una gran mentira que lamentablemente nos afecta.

—¿La elección es un anticipo del 2019?

—No, creo que las elecciones en sí son todas diferentes pero marcan una tendencia. El hecho de que nuestra fuerza haya sido la más votada habla de un cansancio, de ganas de probar con otra cosa porque el vecino no logró colmar sus expectativas y es por eso que el voto ha migrado, en este caso felizmente para nosotros. Esto nos otorga un compromiso gigante porque sabemos que hay muchos santafesinos esperanzados en que nosotros podamos ser parte de la solución de los problemas.

—Después de las PASO se hablaba de la unidad del peronismo, ¿efectivamente se logró esa unidad?

—Sí, sin lugar a dudas. Tengo una alegría enorme por recibir mensajes de todos los sectores del justicialismo, que están apoyando, me preguntan dónde vamos a caminar hoy, en qué podemos hacerte útil, si necesitamos algo. Uno se siente respaldado. Soy nuevo en esto, así que no me hago cargo de viejas contiendas porque no las tuve. Yo siempre digo que vengo a cumplir mis proyectos. Le doy las gracias al espacio de Omar Perotti que me dio la oportunidad de ser candidato de su lista y a cada uno de los peronistas por empezar a caminar este tramo escuchando a los vecinos.

—¿Se ve liderando un espacio justicialista luego de estas elecciones?

—No sé si liderando un espacio, pero sí me veo en la capacidad de poder tomar ciertas decisiones que vayan en favor de la gente. Y luego los espacios se van generando solos, uno va haciéndose camino al andar, de acuerdo a las decisiones que va tomando, te vas perfilando como un dirigente con diferentes aspectos que otros. No me marea tener un voto o cien mil votos, voy por lo que vine, que es tratar de mejorarle la vida al santafesino. Luego la vida te va poniendo en diferentes lugares. Hoy estoy en una empresa, que me ha costado veinte años formar, que hoy puedo disfrutar de mucha gente que es empleada y esa responsabilidad sigue de la mano con la actividad política. Eso te convierte en líder de una manada, como dicen algunos, pero soy de esos que le gusta que todo el mundo participe, se sienta importante dentro de un esquema.

—¿Cómo evalúa los otros candidatos?

—Creo que son lo mismo. Lo que hoy es Cambiemos por un lado y el Frente Progresista por el otro, hasta hace cinco minutos estuvieron juntos. Me cuesta diferenciar. Yo veo la crónica de un divorcio. Y si vamos a Luz Balbastro, también es parte de esta gestión, porque es la presidenta del Tribunal de Cuentas Municipal. No tengo chances de separarlos, son los que están gobernando hace diez años. La verdadera oposición somos nosotros.

—¿Considera que la campaña fue virulenta?

—Ha habido fuego cruzado en el cual nos han tratado de salpicar en esta contienda pero no vamos a entrar en eso porque no vine a discutir con un candidato. Yo vine a hablar con el vecino y beneficiarlo. En ese camino nada me lo va a entorpecer, no tengo interés en pelearme, hay que ser maduros, crecer habla de un diálogo.

—¿Va a abandonar tu actividad como músico si llega a ser concejal?

—No hay manera, porque esto lo hago por vocación, aún con el conocimiento y el buen momento que me toca vivir en la provincia. Hubiera sido más cómodo para mí ser diputado nacional cuando tuve la oportunidad de encabezar una lista. No hago esto por dinero. Mi vida gracias a Dios está resuelta en ese aspecto y tengo una empresa que funciona a la perfección hoy por hoy, incluso con proyección al exterior. Voy a ser claro: con una mínima erogación de mi empresa podría pagar el sueldo de dos concejales. Entonces lo mío no es por dinero. Vengo a dar una mano en beneficio del vecino. Y si llego a ser concejal, en diciembre voy a dar algunas noticias que van a dar un poquito que hablar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here