Infantil y salvaje: Trump también quiere llenar de fierros las escuelas

Infantil y salvaje: Trump también quiere llenar de fierros las escuelas

por -
0 18

Occidente se hunde en su goce putrefacto, cada vez más hondo. Como hiciera su secretaria de Educación Betsy DeVos, Donald Trump salió a apoyar abiertamente que en las escuelas haya docentes armados para responder a los “enfermitos mentales” en las masacres armadas.

La masacre de Florida fue el decimoctavo tiroteo escolar en lo que va del año. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace una lectura del fenómeno –de muy larga data– que da escalofrío. El principal imperio de Occidente se encuentra en una irreversible descomposición si realmente su líder político refleja o expresa un sentir popular. Para el caso, la reacción es orgánica: un día después del tiroteo en la secundaria del sur caribeño de Estados Unidos, lo que sería la ministra de Educación Betsy DeVos se expresó en similar sentido.

Estados Unidos le recomienda a los docentes que vayan armados al aula

Vía Twitter, Trump expresó su apoyo a la propuesta de que haya docentes armados en las escuelas para responder a los ataques. Eso sí, sólo los que ya son adeptos a las armas y, además, están entrenados. El infantilismo salvaje del presidente se transparenta en los escenarios que imagina, los argumentos que da, las valoraciones que escupe, las ponderaciones chillonas que ofrece.

El hilo comienza así:

“Nunca dije que ‘deben darle armas a los profesores’, como se declaró en las Fake News CNN y NBC. Lo que dije era que había que considerar la posibilidad de darle armas enfundadas a los profesores adeptos a las armas con entrenamiento militar o especial, sólo los mejores. Un 20% de los profesores, un montón, podría…”

“Sólo los mejores” dice, y tira una cifra totalmente random. Pero después se puede ver cómo el tipo hasta imagina el escenario del ratatata general.

“…disparar de vuelta inmediatamente si un salvaje enferrrmito (sic al argento actual) va a la escuela con malas intenciones. Los profesores altamente entrenados también servirían como disuasivo frente a los cobardes que hacen estas cosas. Muchos más activos a mucho menor costo que poner guardias. Una escuela “libre de armas” es un imán para la mala gente. ¡LOS ATAQUES TERMINARÍAN!”

Vaya si habrá loquitos en Estados Unidos. Es gloriosa la intervención del discurso económico (“assets” es literalmente “activo” en el sentido económico. Un profe armado es un “bien”). El concepto de espacio “libre de armas” como espacio peligroso es más que interesante por lo paradojal y por cómo se puede extender, por ejemplo, a jardines de infantes, cementerios, hospitales, plazas, hogares de ancianos, Sudamérica. No habrá un mundo en paz si no es un mundo militarizado.

El delirio sigue:

Al final, Trump se frena en las tres propuestas reales: una ley de averiguación de antecedentes con especial énfasis en la salud mental, llevar la edad autorizada para comprar armas a los 21 años y prohibir la venta de un dispositivo que transforma las armas semi automáticas en automáticas. Por último, le manda besitos a sus amigos de la Asociación Nacional del Rifle: “Lo que mucha gente no entiende o no quiere entender es que Wayne, Chris y toda la banda (sic al argento actual) que trabaja en la NRA son Grandes Personas y Grandes Patriotas Americanos. Aman a nuestro País y harán lo correcto. MAKE AMERICA GREAT AGAIN!”

¿Sucederá? ¿Las escuelas norteamericanas se llenarán de profes con bufos? Compre pochoclo y observe: Nerón impera en Roma.

Sin comentarios

Enviar comentario