A 42 años del último golpe de Estado, en Santa Fe hubo una masiva movilización coronada con dos actos: uno en la plaza de la Legislatura y el otro frente a Tribunales. La concentración inicial fue en la Plaza del Soldado, donde confluyeron organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, partidos políticos, agrupaciones estudiantiles, gremios y militantes barriales.

En la semana previa, pese a las gestiones que se llevaron adelante, no fue posible acordar un acto conjunto. Pese a ello, el Foro contra la Impunidad y por la Justicia y la Multisectorial de Derechos Humanos coincidieron en la convocatoria. Desde la Plaza del Soldado, las columnas marcharon por calle Salta hasta Urquiza y de allí hacia el Sur. En la Legislatura se realizó el acto del Foro –encabezado por Madres de Plaza de Mayo e Hijos Santa Fe–, mientras que los partidos de izquierda y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), que conforman la Multisectorial, siguieron hacia Tribunales donde realizaron su propio acto.

Por primera vez, Queca Kofman –una de las principales referentes de Madres en Santa Fe– no pudo marchar por problemas de salud. Antes del acto, proyectaron un video con imágenes y palabras de Queca y hubo una ovación cerrada. Encabezaron la columna principal dos Madres de Plaza de Mayo: Otilia Acuña y Hurí Antonia Nigro de Tornay, ambas en sillas de ruedas, acompañadas por los familiares de los detenidos y desaparecidos durante la dictadura.

Detrás de las Madres, los gremios de la CTA y del Movimiento Obrero Santafesino le dieron volumen a la manifestación. Más atrás, el arco político santafesino casi a pleno: Movimiento Evita, La Cámpora, Juventud Radical, Partido Socialista, Nuevo Encuentro, Partido y Juventud Comunista, MST, Barrio 88, PCR, Alde, Partido Obrero, PST, Movimiento Juana Azurduy y una nutrida columna de la CCC.

De Walsh a Macri

El acto central convocado por el Foro contra la Impunidad, en plaza de la Legislatura, fue masivo. Natalia Pérez cantó el Himno Nacional y Claudio Cherep junto a Romina Mansilla, de la Asociación de Prensa, leyeron las decenas de adhesiones que llegaron al escenario.

El documento del Foro, leído por Lucía Lucero, Elsa Splendiani y Marcelo Villar, hizo hincapié en dos puntos: la complicidad del poder económico con la dictadura y el renovado intento, por parte de Cambiemos, de ponerle un punto final a los juicios de lesa humanidad y desmantelar las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia.

Con citas a Rodolfo Walsh, hubo una reseña histórica en la que se enlazó el plan económico de la dictadura con el menemismo y el gobierno de Mauricio Macri: “El poder económico permaneció intacto, agazapado para volver. Hoy ese poder vuelve a ocupar la Casa Rosada, por la vía del voto pero también del engaño y la mentira”.

“Estamos ante un gobierno de ricos para ricos, un gobierno que ha venido a saquear el país, el bolsillo de los trabajadores y del pueblo argentino. Un gobierno profundamente antidemocrático y represivo que al mismo tiempo que favorecía sus intereses económicos metía por la ventana a dos nuevos jueces en la Corte y por decreto anulaba la ley de medios audiovisuales, una de las leyes más democráticas conquistadas”.


Sobre Cambiemos, se señaló además que “criminaliza la protesta social para disciplinar a la sociedad y transforma al policía Chocobar en héroe, legitimando y dando rienda suelta al gatillo fácil”. Y más adelante se denunció el vaciamiento de las áreas de derechos humanos como “un ensayo para consagrar la impunidad de los genocidas”.

El reclamo principal fue por la continuidad de los procesos de lesa humanidad contra los represores que lo ejecutaron y los empresarios que sostuvieron y se sirvieron del plan económico de la dictadura. También se cuestionaron las prisiones domiciliarias a los condenados, que otorga la Justicia con la venia del gobierno, y la represión de la protesta social por parte de Cambiemos.


Luego, Lucila Puyol, Valeria Silva y Gustavo López Torres leyeron un documento en nombre de Hijos dirigido a los genocidas que finaliza con el lema de la agrupación: «Si no hay justicia, hay escrache».

Y tres cuadras más allá…

El acto de la Multisectorial de Derechos Humanos –MEDH, Partido Obrero, MST– fue en la esquina de San Jerónimo y General López, entre los Tribunales y el Arzobispado.

El documento de la Multisectorial equipara a “todos los gobiernos burgueses” de 1983 a la fecha como cómplices de las políticas de la dictadura. No hay alusiones directas ni al gobierno de Alfonsín ni al menemismo; sí aparecen críticas al kirchnerismo por el Proyecto X y por Milani y a la “burocracia sindical”, en todas sus etapas. También al macrismo, tanto por sus políticas económicas como por la represión social.

Hacia la unidad

Respecto de años anteriores, la novedad es que hubo una sola marcha en Santa Fe. La materia pendiente: que haya un solo acto. Por eso, y por la memoria de los 30 mil desaparecidos, nos volvemos a preguntar:

¿Hasta cuándo las dos plazas divididas?

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí