¡Qué tole tole, niño! Un actor sufrió una denuncia por cagarse en Dios y la Virgen María, por Facebook. Fue en defensa de tres mujeres enjuiciadas por organizar una procesión de una virgen con vaginal semblante. Todas las demandas provienen de una corporación de abogados cristianos.

En la Madre Patria no se andan con chiquitas. Un actor prolífico en redes sociales, que se define muy fresco como “un hombre libre; un ateo; un comunista; un terrorista” está siendo perseguido por una suerte de delito de opinión. Un grupo de mujeres realiza una procesión llevando en andas a una virgen que es puro labio vaginal y clítoris, con su mantilla y todo. Y un grupete de leguleyos que se llama  Asociación de Abogados Cristianos los persigue a todos por igual. ¡Vive Dios!

La Fiscalía de Madrid informó que ha presentado una denuncia por un delito contra los sentimientos religiosos. ¿Cuál es el delito? Pues el actor Guillermo Toledo expresó en su cuenta de Facebook que “Yo me cago en dios, y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de “la santidad y virginidad de la Virgen María”. Destacamos el recurso retórico del “me sobra mierda” con el apócope, que le da sonoridad castellana a la oración, de mozalbete iracundo. La invectiva se basa en que en los tribunales de Sevilla se tramita una causa por un delito “contra los sentimientos religiosos” contra tres mujeres, en razón de organizar la procesión del Coño Insumiso. Ante la bravata del actor, los doctos de la Asociación de Abogados Cristianos, también denunciantes de las mujeres, la emprendieron contra Toledo. Joder.

Santa imagen

La jueza sevillana considera que la procesión, realizada el 1ª mayo de 2014 en Sevilla, “constituye un escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”. Y les pide a las mujeres abonar una fianza de 3.600 euros. El detalle de los fundamentos de la jueza, que observó los vídeos (así, con tilde) de la procesión, merece ser reproducido según la narración de Público:

…”se observa a unas 12 mujeres” con las cabezas cubiertas por capuchas, “a modo de penitentes”, y a otras que portan “la imagen de lo que parece un órgano genital femenino, a modo de Imagen Sagrada, siendo portada en andas simulando un paso procesional de la Semana Santa”. Una de las acusadas, según la jueza, “le colocó un velo negro”, mientras que otro grupo de mujeres iban “vestidas de negro y con mantillas imitando a las mujeres que visten de tal forma de luto en la Semana Santa”.

Durante el recorrido, las manifestantes “hacen cánticos y van gritando y simulando cantar saetas y plegarias, todo ello acompañado de instrumentos musicales”, mientras que una de las investigadas, a la altura del Arco de la Macarena, gritó “la Virgen María también abortaría” portando un tambor. Otras manifestantes gritaban “hay que quemar la Conferencia Episcopal”, así como “otros cánticos manipulando la letra del Credo y el Ave María, y frases como me la suda la Iglesia Católica”, todo ello encontrándose “a escasos metros” la Basílica de la Macarena y a sus puertas un grupo de feligreses.

Cabe destacar que el Coño Insumiso no sólo se paseó por Sevilla, sino también por Málaga.

Y tú te la ligas también

Enterado de la apertura del juicio, el actor Guillermo Toledo se sintió asqueado y publicó una defensa de las mujeres. Por sus expresiones, ahora también es perseguido por los abogados cristianos. Este fue el posteo que desató la ira de los trajeados.

Y esta es la reacción del actor, una vez enterado que él también está en el ojo de la ley, ya que el Juzgado de Instrucción número 40 de Madrid comenzó con las diligencias previas a su enjuiciamiento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here