Y todo antes del nuevo gran ajuste anunciado por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. Las cifras corresponden a los trabajadores registrados del sector público, durante los meses de enero y febrero.

El sector público nacional, que va desde la administración central hasta la última comuna fronteriza con el Paraguay, se achicó en 66.543 trabajadores registrados en apenas dos meses –enero y febrero de 2018– según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo. Si bien la baja es estacional (se da casi en todos los años en el mismo período), es la más pronunciada en los registros del Ministerio, que arrancan en 2012. Y todavía no están consignados los despidos producto del avance del último ajuste.

La precarización del mercado laboral se volvió una constante del período macrista. En los primeros 27 meses la generación de empleo registrado global cayó de un promedio de 23.632 nuevos trabajadores registrados por mes (entre 2012 y noviembre de 2015) a 10.005, menos de la mitad. Lo más tenebroso es que del total de nuevos trabajadores registrados en la era macrista, el 69,1% son monotributistas. Dicho de otro modo: siete de cada diez nuevos trabajadores registrados en la era Macri están signados por la fragilidad del facturero.

A comienzos de 2013 no se perdieron trabajos registrados en el sector público, sino que se crearon 14.087 nuevos puestos. En 2014, la merma estacional de los primeros dos meses del año afectó negativamente a 41.685 trabajadores. En 2015, esa cifra bajó a 31.617. En 2016, ya en la era Macri, saltó a 58.472. Se mantuvo casi igual en 2017, marcando 58.062. Y en 2018, 66.543 personas del sector público perdieron su trabajo registrado en los primeros dos meses del año.

 

Sin comentarios

Enviar comentario