Se estrena “Volver a Madryn” en Santa Fe

Se estrena “Volver a Madryn” en Santa Fe

por -
0 158

“Volver a Madryn” podría definirse dentro de las nuevas dramaturgias teatrales como una obra múltiple y no solo porque haya sido multipremiada, sino porque expresa la resignificación de un texto anterior, la multiplicidad en el rol de director y autor que encara Rodrigo Cuesta y, además, por la fusión de lenguajes muy distintos como son el cine y el teatro.

La obra que se presentará este viernes está basada originalmente en la pieza del irlandés Conor McPherson, This Lime Tree Bower, que los actores Alejandro Orlando (Los Modernos) y Hernán Sevilla (Medida x Medida) le hacen llegar al director con el fin de que los dirija. “Me alcanzaron esta obra del irlandés que era una historia de 3 personajes con larguísimos monólogos y para eso invitamos a Ignacio Tamagno pero a la semana me dieron ganas de ir por mi lado, hacer una re escritura, tomando aspectos principales de la historia pero trayéndola a la Argentina y apareció “Madryn”, algunas de sus características particulares como la universidad, el invierno, como vivir en ese clima. Había algo algo en la obra original que nombraba el mar y un lugar más frío”.

Esta es la historia de una familia que transcurre en el 2002, en medio de la tremenda crisis económica que atravesó al país, donde el padre tiene una deuda con un usurero y sus hijos deciden hacer justicia por mano propia. Es así que sus hijos Diego Hernán Sevilla (Diego, hermano mayor), Ignacio Tamagno (José, hermano menor) y Ale Orlando (como el cuñado de ambos) serán los encargados de ponerle el cuerpo este “thriller con muchos visos de comedia negra”, según Cuesta.

Si bien la historia puede parecer trágica en un comienzo Cuesta aclara “es una comedia, yo estoy acostumbrado trabajar el humor, me paree que son un lugar de respiro para el espectador, aunque quede luego pensando. La idea es que se ría y luego se quede regulando “como me estoy riendo de esto”.

La fusión

Rodrigo Cuesta, cordobés por opción y adopción, socio fundador de El Cuenco Teatro e integrante del grupo que lleva el mismo nombre, tiene en su haber más de 100 obras en las que ha participado desde distintos roles. Pero las que ha dirigido se distinguen todas por una poética que entrelaza el teatro y el cine. “Intento hacer una fusión entre lo que es el teatro y el cine. Tomo elementos narrativos o procedimientos del cine y diferentes cuestiones del lenguajes audiovisual para ponerlo en el teatro. En este caso en particular lo que yo quería era poder contar como si fuese en primeros planos y ahí aparece el cuarto personaje que es la luz. El uso de la iluminación fue protagónico desde el principio y fue imposible volver atrás”.

Tres sillas sobre el escenario será todo el mobiliario que podrán apreciar los espectadores. Pero por supuesto no podremos afirmar que no habrá escenografía ya que el entorno escenográfico lo aportará la luz. “La luz es un personaje más porque aporta un valor dramático que altera y modifica el devenir de la historia que van narrando los tres personajes”. Pero si bien la destreza de las actuaciones y los recursos técnicos más tradicionales serán fundamentales para el desarrollo de la obra, el director apela a recursos originales que refuerzan este cruce de lenguajes que propone. “La idea es contar la historia como si fuesen primeros planos, como si yo tuviera una cámara. Hay una suerte de dramaturgia de la luz muy importante en Volver a Madryn”.

Los sonidos por otro lado también ocuparán un lugar fundamental en la narrativa. “En la obra lo primero que aparece es bruma, mar, comienzan a cantar las ballenas. Instalamos al espectador en un comienzo, lo situamos en la ciudad de Madryn a través de estos recursos”, remata su director.

-En algunas oportunidades manifestaste que te gusta más el cine que el teatro y haces teatro porque no podés hacer cine…

-Si bien quizás el cine es mi lenguaje preferido y por supuesto me hubiera gustado ser realizador, creo que encontré una unión entre el cine y teatro es lo que a mi me interesa y por eso no largo esto. Estoy convencido que el teatro tiene esta cercanía al espectador que esta mil veces mejor que el cine que lo vez en tu casa en un televisor. El teatro moviliza, hace que la gente salga de su casa y se vaya a sentar en una butaca a ver lo que sucede en vivo en escena, en un momento único.

Cabe destacar que en el marco de la 33º Fiesta Nacional del Teatro que se lleva a cabo por estos días (del 11 al 20 de mayo) en la ciudad de Rosario, El Cuenco Teatro recibirá el Premio a la Trayectoria como Colectivo Teatral Regional.

La cita para “Volver a Madryn” será entonces este viernes 18 en la Sala Mayor del Teatro Municipal 1ro de Mayo a las 21:00.

Sin comentarios

Enviar comentario