El martes 12 se firmó el dictamen con el texto que se discutirá en la Cámara Baja, con 64 votos a favor y 57 en contra. Se garantiza el derecho al aborto hasta la semana 14 y la objeción de conciencia. Se incorporó la mala praxis.

El recinto de la Cámara de Diputados será el escenario de uno de los debates de derechos civiles y de la mujer más trascendentes de nuestra historia. En la plaza, como en las bancas, están divididas las opiniones en favor y en contra del aborto legal, seguro y gratuito. El resultado es incierto. Ayer se incorporaron modificaciones en los primeros esbozos del proyecto de ley, titulado “Interrupción voluntaria del embarazo.

Entre sus principales puntos, la noma garantiza el derecho al aborto con el solo requerimiento de la persona gestante hasta la semana catorce, inclusive, del proceso gestacional. Si la persona es menor de 16 años, debe haber consentimiento informado por escrito. Si hubiere violación, riesgo en la salud o la vida de la persona gestante o inviabilidad de vida extrauterina del feto, el plazo de catorce semanas se puede extender.

Ir al informe especial
Que sea ley

Aquellos profesionales que lo deseen podrán registrarse como objetores de conciencia. Se podrán inscribir los profesionales, mas no los centros de salud que siempre deberán garantizar la práctica y sólo podrán derivar ante excepciones. El aborto ha de realizarse en no más de cinco días después de la solicitud hecha por la persona gestante. El centro médico ha de garantizar “información adecuada; atención previa y posterior a la interrupción voluntaria del embarazo de carácter médica, social y psicológica, con el objeto de garantizar un espacio de escucha y contención integral; acompañamiento en el cuidado de la salud e información adecuada y confiable sobre los distintos métodos anticonceptivos disponibles, así como la provisión de los métodos anticonceptivos”. En caso de haber mala praxis, correrá la responsabilidad profesional del caso.

Se agregó también en el dictamen que el derecho será contemplado por las obras sociales de las Fuerzas Armadas, que se salvaguardará el anonimato y la confidencialidad de todos los datos que se obtengan durante la realización de la práctica. También se añadió capacitación en perspectiva de género y el respeto a las cosmovisiones de los pueblos originarios.

Como ya sucede en los protocolos vigentes en la provincia de Santa Fe, se adoptará como definición para la ley el concepto de salud según lo establece la Organización Mundial de la Salud en 2006: “completo estado de bienestar físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones”. Salud entendida no sólo desde una mirada biologicista.

Sin comentarios

Enviar comentario