Del amor al trabajo y del trabajo al amor

En el marco de los Jueves Emergentes de Demos CCE, se presentará Amor Líquido, un cruce de propuestas que integra música, teatralidad y justicia social. En la previa, charlamos con el trío.

La propuesta consta de un encuentro de lenguajes que, de pronto, estaban ya funcionando sin ser plenamente conscientes de ello: la actriz y poeta Florencia Ordiz y los Cazadores Recolectores (Juan Saba y Mariano Rinaldi) conformarán Amor Líquido, que esta vez no va a tener tanto contenido justicialista, aunque tarde o temprano siempre algo a la pasada termina apareciendo. Ahora, por ejemplo, estamos en un edificio construido por el Plan Eva Perón de vivienda social.

—¡Leonardo Favio! -se grita como una revelación, entre pochoclos y una birra muy fría.

Canciones, actos y deconstrucción

De lo difícil que fue empezar a cuestionar a los ídolos a que hoy resulte lógico cargar todas las tintas en contra de esas actitudes, este trío no reniega de sus contradicciones: “Yo a Charly García le perdonaba cualquier cosa en otro momento, hoy resulta intolerable”, dice Mariano, con una culpa representada en sus cejas a dos aguas. De pronto, se empieza a reflexionar acerca de cómo bandas como Pez o Él mató a un policía motorizado se comportaron al momento de que trascendieran sendas denuncias en contra de algunos de sus integrantes: “Sé de primera mano que, en el caso de Pez, los tipos la batieron con todo su equipo de trabajo con tal de mostrarse como inocentes y desacreditar a la chica que había denunciado”, cuenta Flor con un dejo de perplejidad y resignación. 

En ese momento, Juan, que es guitarrista y cantante, asume el rol de intérprete y se expresa más categóricamente: 

—Hermano, aunque te quiera un montón y conectemos increíble cuando hacemos música, si violaste a una piba… ¡¿qué querés que haga?!

Asimismo, Flor va haciendo devoluciones acerca del sentido que adquiere el sonido de los CR, que hace algunos días terminaron de grabar su primer disco. En ese feedback espontáneo se fue construyendo un acto que busca romper con el rigor de las formas: “Queremos deshacer el concepto de cruce de disciplinas porque ya no nos cabe que ninguna disciplina nos restrinja. Orientamos todo para que se adapte a nuestra necesidad de expresar; de alguna manera, siento que los cambios hacia los modos de trabajo autogestivos y cooperativos son los mismos que provocan ese cambio estético”, piensa. Las decisiones consensuadas y la estructura de trabajo horizontal son consignas que guían el rumbo artístico y formal del grupo: se terminó la birra, todos de acuerdo en que hay que abrir otra.

La charla fluctúa, ya sin pochoclos, acerca de alguna letra de Sig Ragga que, entendemos, condensa en buena parte lo algo de lo que estamos debatiendo (“Alguna vez yo seré feliz/sin olvidarme de los demás”). También surge la injusticia en la estigmatización de Yoko Ono y sobre lo necesario que es que se la reconozca por el trabajo de deconstrucción que ejerció sobre Lennon y, de ahí, de vuelta a hacer revisionismo prehistórico: “Lo que sostiene a estos dos tótems que son el amor y el trabajo, que los pensamos a través de esa máxima peronista de ‘de casa al trabajo y del trabajo a casa’, también está lo de repensar a partir de la idea de ‘cazadores y recolectores’, además de las letras de los temas y de lo que escribe Flor termina volviendo siempre a cuestionar al amor y al trabajo”, postula Mariano, que es profe de historia.

La emergencia

Amor Líquido estará este jueves 12 en Demos Comunidad Cultural Emergente (9 de julio 2239) y las entradas anticipadas se consiguen a 80 pesos en el mismo lugar. Será una nueva propuesta enmarcada en los Jueves Emergentes, el show tiene inicio previsto para las 21:30.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here