Cayeron por tercer mes consecutivo los despachos de cemento

Indicador claro de la retracción de la construcción y de la obra pública, los despachos de cemento de julio volvieron a caer y, con excepción de 2016, son los más bajos desde 2012. A este ritmo, 2018 puede ser peor todavía que el primer año de la era Cambiemos.

Las Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, que nuclea a los principales fabricantes del país, informó que los despachos de cemento cayeron en julio un 6,42% respecto del mismo mes de 2017. De no ser por julio de 2016 –un año horrible para el sector, hay que remontarse hasta 2012 para encontrar ventas más bajas. Por caso, en la comparación con julio de 2015, último año con otro modelo económico, la merma llega al 11,07%.

En el acumulado de enero a julio, las ventas de 2018 están 5,03% por encima de 2017, sobre todo como efecto de los últimos coletazos de la crisis de 2016 y de la breve bonanza por la obra pública electoral de 2017. Sin embargo, si los despachos continúan en el mismo nivel que en los últimos tres meses –y todo indica que así será– esa diferencia positiva no sólo bajará sino que se revertirá hasta tal punto que los despachos de este año pueden ser aún peores que los de 2016.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here