Con alto acatamiento en la región, los docentes no comenzaron el dictado del segundo cuatrimestre. El paro comenzó el 6 y continuará hasta el viernes 17. El 13 el gobierno convocó a mesa paritaria, después de meses.

La docencia universitaria argentina resiste al ajuste con un paro en el que confluyen tanto Conadu como Conadu Histórica, sus dos centrales sindicales. La medida de fuerza de Conadu fue sólo por cinco días, entre el lunes 6 y el viernes 10 de agosto, mientras que Conaduh lanzó la protesta por tiempo indeterminado, continuará por lo pronto hasta el viernes 17. Tanto en UNL como en UNER son de Conaduh.

En nuestra región se prevén diferentes actividades durante la semana de lucha. En Santa Fe se instalará una carpa docente frente al rectorado este lunes 13 y se realizará una bicicleteada a las 15 desde el rectorado hasta la ciudad universitaria. El jueves 16 habrá una concentración con los damnificados del sistema de ciencia y técnica –como los becarios e investigadores de Conicet– en bulevar Gálvez y Güemes, a las 11.30.

En Paraná, las actividades de UNER se realizarán todos los días en la Facultad de Ciencias de la Educación, la de Ciencias Económicas y la de Trabajo Social, cerrando con una movilización el jueves 16 en la plaza de 1° de Mayo.

La semana que pasó

Oscar Vallejos, secretario adjunto de Adul, el sindicato de los docentes de UNL, estimó que la adhesión el lunes 6, primer día del paro, fue del 100% en las escuelas preuniversitarias y en las facultades donde había mesas de exámenes, mientras que fue muy fuerte en unidades académicas como Ingeniería y Ciencias Hídricas, Ciencias Agrarias y Ciencias Veterinarias, siendo un poco menor en Ingeniería Química, por nombrar algunas.

Los salarios docentes universitarios apenas aumentaron el 5% en lo que va del año, por lo que su poder adquisitivo cayó en 11 puntos, según la medición de Indec sobre la inflación y sin contar el impacto real de los tarifazos en el bolsillo. La última convocatoria gubernamental para discutir salarios fue el 13 de mayo, cuando por enésima vez se ofreció un incremento del 15% en cuatro cuotas, sin cláusula gatillo. El rechazo fue unánime. Ahora convocaron a una reunión para el 13 de agosto.

El ajuste salarial afecta a 150 mil docentes de todo el país. Por otra parte, está el recorte presupuestario de tres mil millones de pesos que se reconoció en el Consejo Interuniversitario Nacional –el cónclave de los rectores– a comienzos de año. Sobre llovido, los envíos de dinero ya comprometido por parte del Estado se demoran de manera inusitada y varias universidades anunciaron que está comprometido su funcionamiento mismo en los meses venideros. Como muestra, la Universidad Tecnológica Nacional, y todas sus regionales, no recibieron ni un solo peso durante todo el año, bancándose pura y exclusivamente con el propio producido.

Salarios bajísimos

La docencia universitaria tiene varios cargos y dedicaciones. La dedicación simple –10 horas semales– es el mínimo, mientras que el máximo es la exclusiva –40 horas semanales. Para las dedicaciones simples, sin antigüedad, los salarios van de $4843 en el cargo más bajo (auxiliar) hasta los $8523 (titular). Esto [quote_box_right]Los salarios docentes
universitarios apenas
aumentaron el 5%
en lo que va del año,
por lo que su poder
adquisitivo cayó en 11
puntos.[/quote_box_right]comprende tareas de docencia, investigación y extensión. Para calcular las dedicaciones exclusivas, que no son muy comunes, hay que multiplicar por cuatro.  Aun así, un auxiliar con dedicación exclusiva supera por muy poco los $18.834 con los que el Indec calculó la línea de pobreza en junio de este año.

Desde Adul emitieron un comunicado en razón del paro donde refrendaron sus demandas en la paritaria: 30% de recomposición salarial, con cláusula gatillo; aumento de emergencia del presupuesto universitario; asistencia económica a las obras sociales universitarias, hoy en crisis financiera; sostenimiento de un plan de infraestructura para la docencia y la investigación.

Sin un mango

Los rectores de la región opinaron sobre la situación. Enrique Mammarella, de UNL, señaló a Aire de Santa Fe que “Hemos sufrido una merma importante en cuanto a fondos para investigación y compra de equipamiento. Estamos ajustando el gasto”. Y agregó sobre los docentes: “Entendemos que el ofrecimiento del Estado nacional no alcanza para el sector docente y no docente aunque hayan arreglado paritarias, por lo que pedimos reapertura”, en referencia al acuerdo de 15% ya sellado por los no docentes.

Por su parte, Andrés Sabella, rector de UNER, reconoció también dificultades presupuestarias e indicó: “Es preocupante la situación de los docentes. El gobierno, pese a que el propio presidente ha reconocido que la inflación de este año será superior al 30%, sigue pretendiendo conformar la mesa paritaria poniendo un techo del 15%. Y eso, obviamente, echa por tierra toda posibilidad de sentarse a una mesa de diálogo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here