La industria no tiene fiesta y está de luto

Ante el avance del ajuste, suspenden la tradicional fiesta de fin de año de la Unión Industrial de Santa Fe. El titular de la entidad, Javier Martín, graficó la situación: “Desastre productivo”.

Las políticas del gobierno han provocado un “desastre productivo” en el país, aseguró el titular de la Unión Industrial de Santa Fe, Javier Martín, en el acto por los 95 años de la entidad realizado el lunes 3 en la capital provincial. El panorama descripto no pudo ser más sombrío: según Martín, el país se encamina al “exterminio industrial”. La situación es tan grave que este año la Unión Industrial decidió suspender la tradicional fiesta anual de fin de año “en solidaridad con nuestros colegas que este año no tienen nada para celebrar”.

“En estos 95 años los industriales hemos aprendido algo: cuando a la industria le fue mal, al país le fue mal”, comenzó su discurso el titular de la entidad. “Cuando el sector productivo no pudo desplegar sus energías para la creación de valor y empleos locales, al país le fue mal”. El dirigente industrial propuso una pregunta: “¿Producimos más, exportamos más y creamos más valor a través de un modelo productivo capaz de brindar desarrollo para 44 millones de argentinos, o nos convertimos en un país agroexportador, donde puedan vivir decentemente 17 millones de argentinos mientras el resto mendiga algo para comer?”.

Martín recordó que desde 2016 vienen planteando los problemas del modelo económico de Cambiemos: “Mercado interno en baja o sin crecimiento, drástico ajuste en las tarifas, altísima presión tributaria, elevada inflación, exorbitantes tasas de interés, importaciones sin control y ausencia del crédito productivo”. Y agregó: “A dos años, pese a nuestros reclamos, esos problemas no sólo que subsisten, sino que se han profundizado, provocando este generalizado desastre productivo en el que nos encontramos hoy. Porque hay que decirlo con todas las letras: estamos transitando por un lento y sostenido exterminio industrial”.

Luego hizo un recorrido histórico de las últimas dos décadas: “En el período 2002-2011 prácticamente duplicamos la producción industrial hasta alcanzar un índice de 160 puntos. De allí en adelante oscilamos entre los 140 y los 155 puntos. Hoy estamos en 128 y cayendo. Es decir que, además de no crecer, retrocedimos un 30%. La última vez que Argentina tuvo balanza de pagos positiva fue en 2009 con más de 8.000 millones de dólares. A partir de allí comenzamos una progresiva degradación donde perdimos el 60% de nuestras exportaciones, para terminar 2017 con una balanza de pagos negativa de casi 31.000 millones de dólares. Y sin balanza de pagos positiva no hay crecimiento”.

El industrial destacó que Santa Fe “por su historia, su presente y su futuro puede y debe ser una provincia productiva, amigable con los que crean riqueza, proactiva para resolver los problemas que surjan en el camino, pero siempre manteniendo un norte: la producción como fuente de empleo y desarrollo para los santafesinos. Provincias fuertes y productivas hacen un país fuerte y productivo. Y en Santa Fe tenemos una gran oportunidad, no podemos cruzarnos de brazos excusándonos en la realidad nacional”.

La voz del gobernador

En el acto, el gobernador Miguel Lifschitz también criticó las políticas de la Nación: “Después de los discursos del presidente (Mauricio Macri) y del ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne) tenemos la certeza de que se va a profundizar el modelo que se viene aplicando cuyas consecuencias las estamos viviendo y probablemente las vamos a vivir con mayor intensidad en los próximos meses: inflación, recesión de la actividad económica, pérdida de empleo, incremento de la deuda y devaluación”. “Ya no le podemos echar la culpa a los mercados externos de los problemas que no podemos resolver”, disparó Lifschitz. “Es indispensable construir algún espacio de diálogo, es fundamental la concertación para superar los momentos de dificultades. También es indispensable para construir un proyecto de futuro y, sobre todo, para transitar tiempos de emergencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here