“Las ollas por nuestros pibes van a seguir”

“Perdón que tiemble pero esto paso hace media hora. La olla va a seguir porque, aunque estamos asustadas, no vamos a tener miedo. Les pedimos que nos apoyen. El CEC no va a bajar los brazos”, decía días atrás Corina De Bonis, la docente que en la tarde de ayer fue secuestrada y torturada por participar en una olla popular para sus alumnos y alumnas.

En este video, la docente denuncia que ya había recibido -junto a sus compañeras- mensajes anónimos con amenazas:

Según consigna Cosecha Roja, desde hace 20 días los y las docentes del CEC 801 que organizaban las ollas populares empezaron a recibir amenazas. La primera fue telefónica: “dejen de joder con las ollas”, le dijeron a la docente que atendió. Casi una semana después debajo de la puerta del colegio deslizaron un papel. “La próxima olla popular va a ser en Güemes y Roldán”, decía. Güemes y Roldán: la dirección del cementerio de Moreno.

A los pocos días llegó otra nota: “Las próximas son ustedes. No todas tienen auto”. Las docentes no entendieron el mensaje hasta que salieron y descubrieron que varios de los autos de ellas estaba rayados. Por esos días siguieron recibiendo llamados y vieron un auto rondando la zona. Las cinco amenazas fueron denunciadas en la UFI 7. Fuentes cercanas a la investigación dijeron a Cosecha Roja que las denuncias pasarían a la UFI 5 y se unificarían con la causa por las torturas a Corina.

Después de las amenazas las docentes del CEC 801 suspendieron las ollas populares en el centro educativo. Padres y madres de los alumnos se hicieron cargo y organizaron la olla popular en la plaza. Ayer, después de darle de comer a los chicos, Corina volvió caminando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here