Abanderades

En una época opaca para el fútbol, fueron el hockey, el básquet y el tenis los deportes que consiguieron mayor resonancia gracias a la figura de las jóvenes leyendas argentinas, como Luciana Aymar y Emanuel Ginóbili.

Lucha, la leona

En el año 2008 fue declarada como la mejor jugadora de hockey de la historia, por la Federación Internacional de Hockey. La rosarina fue la capitana de Las Leonas del 2009 a 2014 y sin lugar a dudas seguirá siendo el símbolo argentino del hockey femenino. Se retiró el 7 de diciembre de 2014 a los 37 años de edad obteniendo su sexto Champions Trophy, luego de haber ganado ante Australia y ser la jugadora con más medallas en este torneo.

El pibe de 40 años

Somos contemporáneos al mejor jugador de la historia de básquet argentino. “Manu” se consolidó en la NBA y fue el abanderado de la Selección Nacional, marcando el rumbo de la Generación Dorada, junto a otros grandes como Oberto, Scola y Nocioni. Entre tantos logros, ayudó a posicionar a la Selección en el primer puesto del ranking de la FIBA, desde el 2008 hasta el 2012. Con 40 años el bahiense sigue jugando en San Antonio Spurs.

La torre de Tandil

En agosto de 2008 se convirtió en el primer jugador en la historia de la ATP en ganar cuatro torneos consecutivos en condición de debutante. Juan Martín Del Potro fue, en esta década, el abanderado del tenis argentino. Ya es, junto a Guillermo Vilas, el mejor tenista nacional de la historia. Además de sus títulos individuales, en 2016 fue parte importante del equipo argentino que ganó la Copa Davis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here