Si bien no se hace cargo de los asesinatos y golpizas que propinan sus seguidores, Bolsonaro alienta la violencia política desde su discurso. Estas son algunas de sus peores frases recientes.

Yo fui a una quilombola en Eldorado Paulista, y el afrodescendiente más delgado de allí pesaba 80 kilos. No hacen nada. Creo que ni para procrear sirven. Más de mil millones de dólares al año estamos gastando con ellos.

El armamento es inherente al ser humano y a su defensa. Esto está en la Biblia.

Sería incapaz de amar a un hijo homosexual. No seré hipócrita: prefiero que un hijo muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo.

El error de la dictadura fue torturar y no matar.

Primero desde un helicóptero se tiran volantes y folletos, dándole seis horas a los delincuentes para entregarse y aleccionando la delación de los pobladores. Cumplido el plazo, si no se entregan los bandidos, se ametralla el barrio pobre desde el aire.

No existe esa historia de Estado laico, no. El Estado es cristiano y quien esté en contra, que se mude. Las minorías tienen que plegarse a las mayorías.

No voy a combatir ni a discriminar, pero si veo a dos hombres besándose en la calle, les voy a pegar.

El 90% de los hijos adoptados (por matrimonios entre personas del mismo sexo) van a ser homosexuales y se van a prostituir, con seguridad.

Primero desde un helicóptero se tiran volantes y folletos, dándole seis horas a los delincuentes para entregarse y aleccionando la delación de los pobladores. Cumplido el plazo, si no se entregan los bandidos, se ametralla el barrio pobre desde el aire.

Me da pena el empresario en Brasil, porque es una desgracia ser patrón en nuestro país, con tantos derechos laborales.

Esta vez la limpieza va a ser mucho más amplia. Esa pandilla, si quiere quedarse en el país, va a tener que someterse a la ley de todos nosotros. O se van fuera o van a prisión. Estos rojos marginales serán borrados de nuestra patria. Esta patria es nuestra y no de esa banda, que tiene una bandera roja y el cerebro lavado.

Lula, si tú estabas esperando que Haddad fuese presidente para beneficiarte con un decreto de indulto, te digo una cosa: te vas a pudrir en la cárcel. Y en breve irá Lindbergh Farías (senador del PT), para jugar dominó contigo en la prisión. Y espera un poco, que Haddad también irá a hacerte compañía, pero no para visitarte, sino para quedarse algunos años a tu lado. Ya que ustedes se aman tanto, todos se van a pudrir en la prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here