#MiPrimeraDieta: el nefasto camino a la delgadez imposible e inútil

“Tengo 10 o 12 años, no recuerdo exactamente. La señora que atiende en el súper más cercano a mi casa me dice, sin ningún cuidado, sin ningún filtro y sin haber pedido su opinión: usted está muy gorda para comer arequipe, niña, no debería comer.

La odio. La odio y me odio. Odio el arequipe que quise comprar y odio la miserable ingravidez con la que mi autoestima acaba de romperse en mil millones de pedacitos. Odio, en ese momento, y ahora a mis veintiséis, la fragilidad de un amor propio sujeta, desde entonces y para siempre, a la mirada de los otros”.

Así comienza “La historia de todos mis kilos”, un texto de María del Mar Ramón, una colombiana que vive en Argentina desde hace seis años, que se viralizó y puso de manifiesto los mandatos y estereotipos que la sociedad patriarcal escupe sobre las mujeres desde muy pequeñas.

“Me metí los dedos primero en la boca, para vomitar, antes que en la concha para masturbarme y aprender a acabar. Se nos fomentó tanto el castigo y se nos censuró tanto el placer”. Odiar la comida y al propio cuerpo, aún desde antes de la pubertad. Eso cuenta de una manera cruda y dolorosa el texto de María del Mar.

Desde el primer comentario sobre su peso por parte de una desconocida, al “estas gordita” de la tía, hasta la primera vez que vomitó. Desde los halagos por su delgadez -sin importar cómo había llegado a ella- a ver sus fotos en un grupo de Facebook llamado “La gorda”, cuando ya ni siquiera era “la más gorda”.

María del Mar cuenta como dejó de comer todo lo que le gustaba, hasta sus propias tortas de cumpleaños, y cómo lograr esa delgadez y belleza hegemónica no le consiguió nada.

Se fue de Colombia y su condición de migrante le hizo entender que la delgadez ya no le servía para estar menos sola, ni para ser más valorada. “La disputa es otra”. Su encuentro con el feminismo local le cambió la vida.

Con “La historia de todos mis kilos” surgió el hashtag #MiPrimeraDieta, donde miles de mujeres contaron sus historias de delgadez, hambre y precoces trastornos alimentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here