El cuerpo hallado en agosto es el de Rosalía Jara

Lo confirmó el Equipo Argentino de Antropología Forense tras la comparación genética de los restos óseos hallados en agosto con los de los padres de la joven, desaparecida en julio de 2017. Un profesor de 37 años es el principal sospechoso.

Fuente: El Ciudadano

Especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) confirmaron que los restos hallados el domingo 26 de agosto último en un campo cercano a la Ruta Nacional 98, entre las localidades de Vera y Tostado, pertenecieron a Rosalía Jara. La joven de 18 años había desaparecido en la localidad de Fortín Olmos en la noche del primero de julio de 2017. El estudio genético refuerza la hipótesis de femicidio y complica la situación del único detenido durante la investigación, el profesor de educación física de 37 años Juan Valdéz.

El EAAF comparó material genético de los restos óseos encontrados en el campo del reconquistense Mario Braida, cerca del Arroyo El Bonete, con el de Liliana Jara y Alma Agustina Mansilla, padres de la joven. Este viernes hicieron llegar los resultados a los tribunales de Vera: el informe asegura una compatibilidad “superior al 99,99%”.

El Equipo de Antropología Forense agrega que observó una lesión perimortem vinculada a la circunstancia de la muerte de la persona, en el “macizo parcial izquierdo (cráneo)”, que juzga compatible con trauma por golpe. Detectaron en el mismo sentido una fractura con hundimiento del cráneo y deformación por hundimiento de la órbita izquierda.

“Con este resultado vamos a solicitar la recalificación del delito que se le imputa a Valdez. Estaríamos en presencia de un femicidio, atento a la relación sentimental que mantenía con quien fuera en vida Rosalía. Esto lo trataremos la próxima semana. Y con todos los elementos e indicios estamos en condiciones de pedir la elevación a juicio”, dijo poco después de la noticia el abogado Aníbal Zupel, uno de los dos representantes de la familia de Rosalía, que se constituyó como querellante en el proceso judicial.

Uno de los fiscales de la causa, Martín Gauna Chapero, coincidió en que el resultado del informe genético confirma la hipótesis principal de un femicidio, por lo que estimó que en breve se recalificará la causa. Señaló, en cambio, que las causas de la muerte de la joven no estaban todavía determinadas con certeza. Explicó que los restos hallados son huesos, y que mucha información que guardan los tejidos blandos de una víctima no pudo ser rescatada. El hallazgo del cuerpo fue bastante tiempo después de ocurrido el presunto crimen.

El sospechoso Valdez reconoció en el proceso de instrucción de la causa que mantuvo una relación afectiva con la joven, pero negó cualquier vínculo con su desaparición. Exámenes posteriores demostraron que es el padre de Alma, la hija –hoy de tres años– de Rosalía.

Valdéz está con prisión preventiva desde julio pasado, imputado por los delitos de retención y ocultamiento de persona. Ahora, con la identificación del cuerpo y las lesiones detectadas en los restos, le puede caber el de femicidio.

El juez de la instrucción penal preparatoria del caso es Gustavo Gon. A Juan Valdéz lo asisten los abogados particulares Jorge Bedouret y Jorge Faisal, hermano de la esposa del imputado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here