Las paradojas de cómo comemos

La canasta básica de alimentos que mide el Indec no cubre “las necesidades de nutrientes”, mientras crece la cantidad de productos light en góndola y los índices de obesidad y diabetes prevalecen en los sectores más carenciados. La relevancia de incorporar otras alternativas a la dieta diaria.

El incremento del costo de los alimentos fue la de la mano del 6,5% de inflación en septiembre pasado, tal lo reveló el Indec días a mediados de octubre. Vale decir que aumentó el valor de la canasta básica y es esa, justamente, la variable de medición de la línea de pobreza. Para un grupo de especialistas, entre los que se inscribe Virginia Yodice, presidenta del Colegio de Graduados en Nutrición 1° Circunscripción Santa Fe, es necesario modificar esa ponderación y mutar de la descripción a la prescripción. “La canasta básica de alimentos no llega a cubrir las necesidades de nutrientes. Si se la desglosa y se la divide por 30 no se llega al consumo diario mínimo de leche, vitamina C, frutas, verduras. Por eso es barata, porque tiene mucho pan, arroz, fideos, galletitas dulces. Esta canasta es deficiente”, señaló y consignó: “Cambiar la canasta básica representa mover lo que sale la canasta básica total y la cantidad de gente que estaría por debajo de la línea de pobreza”.

Salud y hábitos

A la hora de hablar de pobreza, surge que “las tasas de obesidad y de diabetes tienen mayor presencia en la gente que tiene menores recursos socioeconómicos. Un chico obseso, en la etapa de crecimiento, se puede deformar las rodillas para toda la vida. De 10 chicos que tienen malnutrición, uno es por déficit y el resto es por exceso. Pero también se da que en la relación de peso y talla, los chicos obesos pueden estar anémicos. La obesidad no es síntoma de que sobre todo, se puede ser obeso y tener desnutrición oculta y estar anémico”, comentó Yodice al fundamentar la gravedad de un cuadro sanitario atado a una cultura alimentaria que es plausible de modificarse y que, en paralelo, carga con “grandes paradojas”, en palabras de Celeste Nessier, a cargo del Departamento de Epidemiología y Capacitación de la ASSAL (Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria) y licenciada en Nutrición.

La cultura del exceso de consumo

“Nunca antes tuvimos tanto exceso de peso, nunca antes tuvimos tantos productos light en góndola y nunca antes tuvimos tantos canales de televisión con gente haciendo comida que nunca se va a comer. Estas son características de una modernidad alimentaria que entiende que la comida tiene un atractivo sensual muy fuerte –argumentó la integrante del ente oficial–, que a la gente le atrae el producto exótico, el comer como un instrumento del placer sensual. Es un reflejo que ve en el comer cierto arte. Hay una representación simbólica acerca de lo que se quisiera comer”.

Opciones

En 2016 el Ministerio de Salud de la Nación divulgó las nuevas guías alimentarias (ver cuadro ilustrativo). “Uno de los cambios más importantes fue entender la base de la dieta y pasar de los cereales a las frutas, hortalizas y verduras que representan el 50% de los alimentos que deberían integrar la alimentación diaria de una persona”, detalló Nessier al tiempo que admitió que “es real que comer saludable es más caro, pero hay estrategias”. Por ejemplo, “un alfajor de primera marca ronda los 40, 45 pesos, y en la verdulería las verduras de estación pueden estar en 40 pesos. Con el alfajor solo se resuelve un momento de comida y con lo que encuentre en la verdulería se puede elevar a seis o siete”.

Un dato significativo es “el valor nutricional y lo económico que son las legumbres”. “Una taza de lentejas o media taza de garbanzos tienen más proteínas que una hamburguesa de carne. Pero el argentino no tiene hábito de consumo de legumbres. En los últimos 20 años se redujo casi un 50% el consumo de legumbres en la dieta. La foto de las características de la mesa de los argentinos es incómoda y se corresponde con el problema de obesidad que tenemos en todos los grupos etarios”, insistió la nutricionista de la ASSAL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here