“El movimiento de mujeres es potente”

Charlamos con Chiqui González, ministra de Innovación y Cultura de Santa Fe, ante la reciente creación del primer Frente Feminista de Artistas y Trabajadoras de la Cultura.

En el espacio de las artes y la cultura, como en tantos otros, la balanza siempre se inclina hacia los varones. Y para acompañar una lucha ya iniciada, pero desde una perspectiva artística, se creó en Santa Fe el primer Frente Feminista de Artistas y Trabajadoras de la Cultura.

-¿Qué le genera el movimiento de mujeres de los últimos años?
-El movimiento de mujeres de los últimos años me parece un movimiento nuevo, extraordinariamente potente, que como todo gran movimiento parecería movilizar un sector de la población, las mujeres, pero en un encadenamiento profundo empiezan a trasladarse al cuestionamiento del género, de las cuestiones identitarias se tras-lada al pensamiento sobre qué es el cuerpo de cada uno. Con mi juventud, la diferencia que veo es que buscábamos la revolución social y estábamos empeñados, mujeres y hombres, en ese objetivo. Dentro de las organizaciones políticas, no había aparentemente mucho machismo, hubo mujeres muy importantes en la conducción y muchas lucharon murieron y desaparecieron en la época de la dictadura. Hay un cambio, pero no debemos olvidar que el feminismo tiene sus antecedentes desde hace 60 o 70 años en el siglo XX. Habría que repasar todas las corrientes mundiales que contribuyeron fuertemente a que la mujer tenga un cambio de 180 grados y esté pidiendo otro modo de ser vista, de ser mirada, de ser tocada, de ser amada, de ser considerada.

-¿Qué opinión tiene sobre el lenguaje inclusivo?
-Con respecto al lenguaje inclusivo creo que hay cosas que quizás se vuelven algo extremas para la gente de mi generación como escribir y mantener cierto estilo de escritura. Pero sí creo que el lenguaje inclusivo es propio de este movimiento tan poderoso que lo lanza y también de las nuevas generaciones que se han incorporado. Por eso hay que tomarlo con mucha seriedad y no descartar nada, ver por qué se produce, porque los cambios del lenguaje se producen sólo cuando los pueblos lo van cambiando, así que tenerlo en cuenta y ver si el lenguaje inclusivo es una forma poderosa, política de reivindicación del género.

-¿Qué le parece que en Santa Fe se haya conformado un Frente Feminista de Artistas y Trabajadoras de la Cultura?
-Me parece bien que en todos los frentes aparezca el feminismo, en el arte me parece que la mujer tiene una sensibilidad muy particular. Sigo creyendo que, como dice Bifo Berardi, por su historia cultural las mujeres tienen un grado de imprevisibilidad muy interesante que el poder no tolera. La mujer en un frente constructivo que también sea solidario con los ancianos, con los niños, con los jóvenes, con los hombres cuando son sus compañeros y luchan con ellas; creo que puede ser sumamente importante. El arte es una de las salidas más propicias para la paridad. En algunos ámbitos como en el teatro venimos sintiendo esa igualdad, mientras que en los otros sectores hay que seguir luchando.

-¿Cuál es su mensaje para las mujeres en su lucha por la igualdad?
-Hay que perder el miedo, lo cual no quiere decir que hay que salir a destrozar el mundo. Hay que salir y como dice la canción “Honrar la vida” de Eladia Blázquez, hay que ponerse vertical y orgullosa de ser mujer. No hay que repetir el poder de los hombres, ni la violencia que inventaron los hombres para con los cuerpos de los demás. Ni la disciplina que inventaron los hombres para tener a la mujer bajo su ala. No hay que repetir en absoluto el patriarcado ni sus métodos de poder, hay que inventar una forma de poder parecida a la libertad, a la creatividad, a la imaginación incluyente. Donde importen los que se quedan sin voz, tengan el sexo que tengan. Donde haya amor para los que cambien su sexo porque así lo quieren y se tenga ternura para aquellos que van por la calle besándose siendo del mismo sexo. Le digo a las mujeres que poniendo el cuerpo, el amor, el trabajo, la lucha podría devenir del movimiento feminista un nuevo paradigma, un paradigma que ya está viniendo. Y en el cual no podemos copiar en absoluto el patriarcado cruel y violento que nos hicieron sufrir durante tantos siglos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here