La crisis arrastra a la política

Una encuesta en todo Latinoamérica ubicó a la economía como el principal problema. Peligroso declive del apoyo al sistema democrático.

Se publicó el informe Latinobarómetro correspondiente al 2018. En esta oportunidad sus preguntas fueron destinadas a conocer las opiniones y expectativas sobre la democracia y la situación económica de los habitantes de América Latina.

Según los resultados, caen en el continente las expectativas a futuro del mejoramiento de la economía en casi todos los países y, a la vez, crece el rechazo a la democracia y los políticos.

Economía e inseguridad

Al responder la pregunta general respecto de cuál es el problema más importante del país, el 35% de los latinoamericanos señala los problemas económicos en primer lugar. Luego se ubica la delincuencia con el 19%, y en tercer lugar la situación política y la corrupción con el 9%.

El estudio asegura que “dependiendo del nivel que se indague, país, comuna, o familia se obtiene un peso distinto para los problemas económicos y para la delincuencia. En síntesis, los problemas de mayor relevancia son básicamente dos en América Latina: las penurias económicas y la delincuencia”. Y especifica: “el ingreso, la estabilidad del trabajo, la seguridad social, la violencia, el temor a ser víctima, pasan a ser los temas centrales que aquejan a los ciudadanos”.

La mala situación económica de la inmensa mayoría de la población es masiva y demuestra el malestar de la región. En diez países de la región, sólo el 10% o menos de su población declara que hay buena situación económica. Entre ellos, Colombia, México, Costa Rica, Brasil y Venezuela. Por el contrario, Chile es el país que encabeza la lista de los países que más declaran ‘buena’ situación económica con un 26%, le siguen Uruguay con 21%, Bolivia con 18% y Ecuador con 17%.

Expectativas a futuro

Cuando son consultados sobre cómo será su situación en los próximos doce meses, los latinoamericanos tienen visiones disímiles. Los datos por país dan cuenta de la magnitud de la expectativa positiva especialmente en los países donde se celebraron elecciones presidenciales recientemente. Brasil y República Dominicana encabezan la lista con el 58%. Colombia le sigue con 57%, Perú con 56%, Panamá con 53%. Guatemala y Costa Rica con 52% y Honduras con 51%.

Argentina, que atraviesa una crisis económica, es el país con la menor expectativa económica futura con 33%. Y en Nicaragua, que sufre una crisis económica y política, las expectativas económicas futuras alcanzan 36%. Según el informe, “la situación económica actual y futura de la región muestra una compleja demanda para los gobiernos nuevos y explican de alguna manera la baja en aprobación de gobiernos en los últimos años. Los latinoamericanos han enfrentado un retroceso en su situación económica y esperan recuperarla con los nuevos presidentes”.

Cae el apoyo a la democracia

Este informe también se caracteriza por medir el apoyo a la democracia con una serie de indicadores, para conocer su evolución general. Al analizar los indicadores, se evidencia un dato preocupante: se registran siete años consecutivos de disminución del apoyo a la democracia. Es decir, si se tiene en cuenta que en 2010 el apoyo rondaba en el 61%, se evidencia que ese número declinó de manera sistemática año a año hasta llegar al 48% en 2018.

Además, el estudio agrega: “al mismo tiempo, casi como efecto espejo, desde 2010 aumenta de manera sistemática aquellos ciudadanos que se declaran ‘indiferentes’ al tipo de régimen aumentando de 16% en 2010 a 28% en 2018. Esta lejanía del tipo de régimen va acompañada con un alejamiento de la política, de no identificación en la escala izquierda-derecha, de la disminución de los que votan por partidos, y finalmente en la propia acción de ejercer el derecho a voto”.

En nueve países de la región el apoyo a la democracia es superior o igual al 50%, liderado por Venezuela que marca 75%, seguido de Costa Rica con 63%, Uruguay con 61% y Argentina con 59%. En cambio, en el otro extremo se sitúan con el menor apoyo El Salvador y Guatemala con 26%, seguidos por Brasil y Honduras, 34%.

En contraste hay seis países de la región donde más de un tercio de la población es indiferente al tipo de régimen: lidera El Salvador con 54%, seguido de Honduras y Brasil con 41%, luego viene México con 38% y Panamá y Guatemala con 34%.

Ante esta situación, el estudio alerta sobre la estabilidad institucional del continente: “la violencia, la corrupción y la crisis de representación que cruza la región hacen vulnerables a países que pueden perder su condición de democracia también. El malestar de América Latina es económico y es político dejando vulnerables las democracias de la región”.

Los datos

El estudio Latinobarómetro es producido desde 1995 por la Corporación Latinobarómetro, una ONG sin fines de lucro con sede en Santiago de Chile. El informe de 2018 presenta resultados sobre la democracia y la situación económica de sus habitantes. La medición consistió en 20.204 entrevistas, entre el 15 de junio y el 2 de agosto de 2018, con muestras representativas de la población total de 18 países de la región. Más información en: www.latinobarometro.org.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here