La Doctrina Chocobar es legal: repercusiones en Santa Fe

Cuando el presidente y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, recibieron a Chocobar ya habían visto los videos que incriman al policía.

La legalización de la Doctrina Chocobar, por parte del Ministerio de Seguridad de la Nación, encendió todas las alarmas y no pasó desapercibida en Santa Fe, donde las principales figuras institucionales –y los candidatos– fijaron sus posiciones. Para algunos, es una decisión peligrosa que puede derivar en abusos de las fuerzas públicas; para otros, una medida a discutir y mejorar; para los seguidores del gobierno nacional, es una herramienta legítima en materia de política de seguridad.

El debate ya estaba instalado a raíz de recientes casos de violencia institucional que habían sido apañados y festejados por la Casa Rosada, pero ahora, con el nuevo reglamento para el uso de armas de fuego de las fuerzas federales firmado por Patricia Bullrich, funcionarios del Ejecutivo santafesino y miembros del Poder Judicial analizaron cómo va a impactar aquello que los organismos de derechos humanos han definido como “la legalización del gatillo fácil”.

Lifschitz: “No es la solución”

El gobernador Miguel Lifschitz opinó en declaraciones a Radio La Red que es “una decisión que debe causar simpatía en los sectores de la población que están preocupados y angustiados por los fenómenos de violencia”, pero que en realidad no va a solucionar el problema de la inseguridad.

“No creo que pase por allí el problema de terminar con la violencia e inseguridad en la Argentina. No necesitamos fuerzas y policías más violentas, sino más inteligentes, mejor preparadas, más organizadas y mejor equipadas”.

“Estas cosas parecen una solución, pero no van al fondo del problema. Creo que en materia de seguridad tenemos que ir a planteos, ideas y propuestas mucho más integrales. No a cuestiones puntuales, que obviamente generan simpatía, como la generan cuando normalmente se elevan las penas de determinados delitos”.

Legalizan la ejecución a balazos por la espalda

“El problema de la violencia es muy complejo y requiere desde el Estado un abordaje multidimensional, no solamente de un aspecto muy puntual. Requiere de un enfoque desde el lado de la Justicia, que sea más efectiva a la hora de investigar los delitos y a la hora de castigarlos, para que no haya impunidad. También se necesita una mayor articulación entre la Justicia federal y provincial para abordar el problema más importante en relación a la violencia, que es el narcotráfico”.

Angelini: “Más herramientas para seguridad”

Uno de los precandidatos de Cambiemos en Santa Fe, Federico Angelini, aprobó la medida de Bullrich: “A diferencia de otros sectores políticos, nosotros estamos dispuestos a ir con todo contra los delincuentes y proteger a los vecinos. Los que tienen que tener miedo son los que se manejan al margen de la ley, no los ciudadanos de bien que todos los días la pelean para estar un poco mejor y quieren vivir tranquilos, sin miedo a que les roben o maten en cualquier momento”.

“Si los reglamentos de uso de armas de fuego son claros y transparentes, vamos a tener una sociedad más segura. Este nuevo protocolo establece conductas eficientes y correctas para defender a la gente y las fuerzas policiales”.

“Desde Cambiemos queremos en claro que vamos a seguir trabajando para brindarle más herramientas a las fuerzas de seguridad, de manera que el santafesino pueda vivir sin temores. Mejorar las condiciones para prevenir el delito es clave y esto en Santa Fe, principalmente, es una lucha que el gobierno provincial viene perdiendo desde hace años”.

Perotti: “Sin orden no hay libertad”

En tanto, en declaraciones a Cadena Oh, uno de los precandidatos del PJ, el senador nacional Omar Perotti, matizó críticas al socialismo con una velada aprobación de la medida nacional. Según Perotti, las fuerzas de seguridad deben tener “clara presencia en la prevención, en la investigación y, lógicamente, si es necesario que tengan que actuar, en la represión”.

“Todas estas instancias faltan, de prevención, de fortaleza, donde pueda reestablecerse esa pérdida de autoridad que se ha dado hacia las fuerzas de seguridad. Tiene que haber una policía diferente, que se relacione diferente con su comunidad. Hay que ordenar la provincia de Santa Fe. Sin orden no se pueden disfrutar las libertades. No tengo miedo de usar la palabra orden. Es central devolverle al santafesino la seguridad que perdió en todo el territorio. Para eso es necesario que las Fuerzas de Seguridad estén activamente presentes”.

Balangione: “Es una regresión”

La defensora general de la provincia de Santa Fe, Jaquelina Balangione, advirtió por LT10 que el nuevo protocolo nacional “va a generar una situación muy difícil de sostener” y calificó la decisión de Patricia Bullrich como “una regresión en el Estado de derecho”.

Para Balangione, el nuevo reglamento es “una herramienta sumamente peligrosa, relacionada con la posibilidad de violencia institucional y que legitima situaciones de gatillo fácil. Todo queremos que haya seguridad, pero hay que buscar medios pacificadores, las sociedades civilizadas actúan totalmente al revés de esto. La mirada debe ser a largo plazo, con un plan de políticas públicas que ataque las causas del delito”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here