El Banco Central publicó los datos de noviembre de fuga de capitales: se fueron 408 millones de dólares en un mes. La cantidad de verdes que se fue en el año equivale a casi la mitad del préstamo del FMI. 

Con la partida de apenas 408 millones de dólares en noviembre, la fuga de capitales anual llegó a 26.367 millones de dólares, consolidando a 2018 como el año en el que más verdes se fugaron del país en la historia. Hay algo para celebrar, que es que el ritmo de la sangría menguó: el promedio mensual de fuga de este año es de 2397 millones de dólares al mes; la fuga de noviembre fue por lejos la más baja del año.

Asimismo, se observa también una merma en la salida de los capitales especulativos, o lo que se llama “inversiones de portafolio”. Estos capitales aportaron dólares masivamente hasta marzo. Con la crisis cambiaria desatada a partir de abril, se fueron también en estampida. En promedio, entre abril y noviembre se fueron 823 millones de dólares especulativos por mes. Sin embargo, en noviembre sólo se perdieron 306 millones (en octubre la cifra negativa fue de 831 millones). ¿Estarán volviendo los especuladores para hacer bicicleta con las altísimas tasas en pesos de las Leliq?

Finalmente, como sucedió en todos los años de la era Cambiemos, la “inversión extranjera directa”, aquella que llega para enterrar máquinas en el país, marcó paupérrimos 170 millones de dólares en noviembre. Así, en el año van ingresados apenas 2151 millones dólares en esta columna, muchísimo menos que los que entraban al país por los mismos motivos en 2007, 2008, 2011 o 2013, pero también 2016 y 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here