Fin de un mito: la Jefa de Control de Calidad de la Cervecería Santa Fe, Antonella Sotera, asegura que a las mujeres les gusta tanto la cerveza como a los hombres.

En el tiempo quedó el mito de que la cerveza es una bebida masculina. Las reivindicaciones de género han ganado la batalla y derribado el estereotipo que retrataron, hasta hace poco, muchas de las publicidades de cerveza. Lo cierto es que a las mujeres les gusta tanto la cerveza como a los hombres, afirma Antonella Sotera, Ingeniera en Alimentos y Jefa de Aseguramiento de Calidad de la Cervecería Santa Fe.

Antonella Sotera es la encargada de asegurar la calidad de las cervezas que tomamos día a día en Santa Fe y en toda la Argentina. Dentro de las actividades que realiza, la más importante es la de unir las distintas áreas de la compañía (ventas, marketing, abastecimiento, calidad y elaboración) para trabajar en conjunto y obtener como resultado productos de calidad. Para lograrlo, se realizan en la planta de la Cervecería Santa Fe entre 15 y 20 mil análisis sensoriales (degustación) por mes. “En el momento de probar la cerveza, se unen todas las características del proceso en el resultado”, asegura Antonella.

Con diez años de experiencia, la Ingeniera Sotera se ocupa de generar una experiencia de sentidos en cada persona que se acerca a realizar una degustación: “Mi tarea es coordinar el área de análisis sensorial de las degustaciones que hacemos para el público y las que hacemos en el laboratorio. Éstos son dos caminos completamente distintos porque en el laboratorio la degustación sirve para entender cómo venimos trabajando y para ratificar que la Santa Fe que tomaste hace un año sea la misma hoy y siempre. Lo que buscamos es un distintivo de calidad, en eso trabajamos”.

Nuestras cerveceras

Hay una generalización que dice que las mujeres no se llevan bien con el amargor de la cerveza y prefieren las variantes suaves y livianas. Antonella, una de las mujeres que más experiencia tiene en la industria cervecera, desmiente ese mito y confirma que hoy las mujeres se están animando a probar nuevos sabores: “Muchas eligen una cerveza amarga antes que una suave con poco cuerpo”.

En la planta de la Cervecería Santa Fe el lugar que ocupan las mujeres ha cambiado a lo largo del tiempo. Cuando llegó Antonella, hace diez años, eran solo tres. Actualmente ese número creció y las mujeres ocupan puestos importantes en la gestión industrial: Supervisión de Envasado, Control de Calidad, Materias Primas, Análisis, entre otras.

Lejos quedaron los estereotipos que ligaban la cerveza al mundo masculino. Las mujeres ganan cada vez más espacio y, tal como demuestra el ejemplo de Antonella, no solo como consumidoras sino también en el proceso de elaboración. ¡Salud por todas ellas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here