Se triplican los detenidos y se frena el uso medicinal.

En el primer semestre de 2018, en la ciudad, las fuerzas de seguridad federales habían triplicado las detenciones y el correspondiente inicio de causas penales (respecto al mismo período en 2017) a personas por el delito de tenencia para consumo personal de estupefacientes, que se tipifica en la Ley 23.737. En total se detuvieron a 292 personas en los primeros seis meses de 2018. Sólo en junio se detuvieron a 120 (un promedio de 4 personas por día). Por otro lado, todas las causas que se han iniciado por tenencia de drogas para consumo personal han culminado en el archivo, es decir que no se han elevado a juicio. Esto responde a que en 2009, a partir del Fallo Arriola de la Corte Suprema de la Nación, se declaró inconstitucional el Artículo 14 de la 23.737 porque va en contra del Artículo 19 de la Constitución Nacional.

Los pibes pobres son el enemigo

Cannabis medicinal

Santa Fe no tiene autorización nacional para importar marihuana medicinal desde Uruguay y fabricar el aceite que usan personas con epilepsia refractaria. Ante esa dificultad, el gobierno provincial, el INTA y el Conicet buscan un predio donde poder plantar para autoabastecerse y producir el medicamento en el laboratorio estatal, algo que hará más accesible y menos costoso el preparado que solo ingresa al país fabricado en el exterior y a precio de dólar.

Por otro lado, las Mamás Cannabis Medicinal (MaCaMe) vienen desde hace dos años trabajando en la ciudad para visibilizar el uso del cannabis, para sacar de las sombras y del estigma social a la marihuana, y exigir políticas públicas que garanticen el acceso a esta medicina natural. Algunas mamás de MaCaMe cultivan para sus hijos, otras no. La asociación no vende ni compra aceite, pero socializa sus conocimientos para quien desee plantar.

Las mamás se plantan por la vida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here