En apenas un mes, el conteo dio 3500 visitantes. Conocé sus detalles y su cronograma de actividades veraniegas.

Se inauguró el 10 de diciembre y no solamente santafesinos ya lo recorrieron, sino que también supo recibir a paisanos de todo el país y hasta público extranjero. Erigido en el Parque Biblioteca de la Constitución (1° de Mayo y Avenida de la Constitución), el lugar homenajea a la Carta Magna nacional sancionada en Santa Fe en 1853.

En promedio, el Museo recibe a unas 100 personas por día que aprovechan las visitas guiadas que se hacen de martes a domingo en los horarios fijos de las 10, 11, 18 y 19. Los comentarios al respecto ponen el acento en lo innovadora que resulta esta propuesta y la alta calidad alcanzada. La mesa de los constituyentes representada en pantallas led y alguna maqueta de la vieja estructura de Santa Fe son recreaciones bien interesantes como para no aprovecharlas en este verano en la ciudad.

Para agendar

Los domingos 20 y 27 de enero y 3 y 7 de febrero, desde las 18 se hará “El río baila”, un taller de folclore y peña con Nico Barrios más Circo Litoral.

En tanto, en el Auditorio Federal se proyectarán películas curadas por el Cine Club Santa Fe, los viernes 1, 8, 15 y 22 de febrero, desde las 20 todos los jueves, desde las 20 habrá un ciclo de acústicos y coros.

De qué se trata

El museo interactivo recorre la historia que liga la Constitución Nacional con la ciudad y la provincia, y en su interior se conjuga lo cultural, lo pedagógico y lo recreativo. A través de sus distintas salas, se presentan estímulos visuales y sonoros, que permiten revivir y sentir parte de la historia institucional del país.

Fue proyectado como un centro interpretación lúdico, interactivo y entretenido para todo público. Los contenidos se expresan de manera artística a través de efectos escénicos, lumínicos, programas multimediales, presentaciones audiovisuales e instalaciones artístico-narrativas a lo largo del recorrido.

El museo tiene integrado el Auditorio Federal. Es un espacio con 290 butacas que funciona de manera independiente como salón de actos, aula de conferencias y debates, espacio para recitales musicales o pequeñas representaciones teatrales.

Todo el edificio está pensado para que su exterior conviva con el entorno y con el río: está apoyado sobre pilares para que el agua quede por debajo del edificio en caso de crecida. Esto permite destacar aún más el ambiente natural que rodea el Museo, que se erige dentro de las 17 hectáreas que conforman el Parque Biblioteca de la Constitución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here