La luz aumenta otro 19,3% desde febrero

Es por la suba de le electricidad mayorista. En Santa Fe, la EPE vuelve a ajustar sus tarifas luego del aumento que rige desde enero. Los clientes residenciales pagarán 19,3% más, los comerciales 16,8%, los industriales 19,6% y las instituciones 18,9%. En mayo y agosto habrá nuevos incrementos.

Por el aumento de la energía mayorista que comercializa la empresa Cammesa, la EPE volverá a ajustar sus tarifas a partir del 1° de febrero: la electricidad subirá 19,3% para los usuarios residenciales, mientras que para los clientes comerciales el aumento será del 16,8%, para el sector industrial 19,6% y para las instituciones 18,9%.

El nuevo aumento de la luz corresponde al traslado que hace la EPE a sus clientes de los nuevos costos fijados por la mayorista Cammesa. Ese traslado se hace en tres etapas: 19,3% en febrero (para los residenciales), 5% en mayo y otro 5% en agosto.

La nueva actualización de la tarifa eléctrica se suma a la que dispuso la propia EPE a fines de 2018 y que corresponde al aumento del Valor Agregado de Distribución (VAD). Para los clientes residenciales, rige un incremento de 20% desde enero y en marzo subirá otro 9,7%. Para los grandes usuarios, desde el 1° de enero está vigente el primer tramo del aumento, del 22,9%.

Los datos fueron confirmados por directivos de la EPE en la respuesta que enviaron a un pedido de informes realizado por la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, que tuvo como objetivo obtener información pública sobre cómo iba a impactar el nuevo cuadro tarifario de Cammesa sobre los costos de la empresa santafesina.

Y las tarifas seguirán subiendo…

A diferencia de lo que ocurrió en los últimos años, ahora se observa una política diferenciada respecto de los clientes del sector comercial, muy golpeados por los tarifazos. Por un lado, el aumento que empezará a correr en febrero (16,8%) es menor al promedio (19%); por otro lado, según los datos suministrados por Cammesa a la EPE, los grandes usuarios no recibirán un nuevo incremento del servicio energético durante 2019.

Además, en respuesta a los requerimientos de la Defensoría del Pueblo, Cammesa recordó que “a partir del 1° de enero de 2019 la empresa dejará de aplicar los precios correspondientes a la tarifa social”. Esos costos fueron absorbidos por el gobierno provincial y representarán un gasto de 1500 millones de pesos para el primer bimestre del año, que es cuando mayor demanda se registra.

Fuente: El Ciudadano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here