Este sábado, el carnaval de las pibas

Aquelarre. Foto: Titi Nicola.

Mujeres murguistas y candomberas celebran el carnaval en el Anfiteatro del Parque Sur.

Las DamaJuanas, Aquelarre, las integrantes de la murga paranaense Cacho Bochinche, y la cuerda de Mujeres Candomberas, donde convergen santafesinas de distintos espacios, realizarán este sábado 2, desde las 20, El carnaval de las pibas.

El evento tendrá lugar en el Anfiteatro “Juan de Garay” del Parque Sur (Presidente Illia y San Jerónimo). En la puerta se pondrá a la venta un bono contribución -no excluyente- de 50 pesos, y lo recaudado será destinado al viaje al Encuentro de Murgas de Mujeres y Mujeres Murguistas, en Uruguay. El cierre de la noche llegará junto a las DJs Vülvas Soul. “Porque se va a caer en todos los espacios y sin nosotras no hay carnaval!”, invitan desde la organización.

Cacho Bochinche
Murga joven y feminista con mucho para decir, la Cacho Bochinche llegará desde la vecina Paraná, conformada por mujeres y varones que buscan con su mensaje cambiar la realidad patriarcal. Cambiando el formato de la murga tradicional, es un gran reflejo de las nuevas generaciones.

Las DamaJuanas
Esta murga de estilo uruguaya comenzó a desparramar versos y sonidos en febrero de 2015, y desde entonces Las DamaJuanas fue transmutando en el camino. Nació “de la necesidad de hacer escuchar los reclamos y voces de las mujeres dentro de esta sociedad patriarcal y machista”, expresan ellas mismas. Actualmente, presentan por los tablados su último espectáculo “Tuve que tomar”, resultado del trabajo cooperativo y colectivo desde los arreglos, la puesta y el vestuario que realizaron las integrantes.

Aquelarre
Desde septiembre de 2016, Aquelarre es una murga de mujeres de estilo uruguaya que surge “por la necesidad de decir, de poner en voz y de conquistar a través del arte un lugar que acompañe los avances y el empoderamiento socio-político y cultural de la mujer”, tal como ellas explican. “Cuando muchas mujeres se juntan alrededor del fuego que deciden avivar con su presencia, hay fiesta, hay aquelarre, misterio, tormenta, centellas y armonía”, afirman las murguistas, que “se suben al tablado, avivando el fuego que las hermana con la convicción de que la lucha es todos los días. Y que sacar la voz y la fuerza de cada una escribiendo, diciendo, bailando, cosiendo, maquillando, soltando sus manos al ritmo de bombos, redoblantes y platillos; es el camino por el que transitar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here