Mauricio, el destructor

Los datos de empleo registrado son taxativos. El empleo privado en blanco, en general, está debajo de los niveles de 2014. El empleo industrial pegó un salto atrás de más de diez años. El empleo en comercios y hoteles también cayó a niveles de 2014.

Van tres años en los que el presidente repite el mantra que reza “estamos generado empleo de calidad”, donde “calidad” significa “privado”. Sin embargo, desde que asumió Macri, unos 100.697 trabajadores privados en blanco perdieron su laburo. Peor aún: en diciembre de 2018 hay 2963 trabajadores privados registrados menos que en diciembre de 2014. En sólo un año de Cambiemos, el que se fue, se perdieron 130.801 trabajos privados registrados.

La cantidad de personas ocupadas tiene que crecer al menos un 1,5% porque el mercado laboral crece al menos un 1,5%, al incorporar a los más jóvenes. La población crece, todos los años. Entonces, sólo para mantenerse estable y que no aumente el porcentaje de desocupados, tiene que crecer 1,5% por año. Con Macri se destruyó el 1,6% del trabajo registrado privado que había cuando asumió.

En el lapso 2009 a 2015, que contiene una histórica crisis internacional, se crearon en promedio por mes unos 7311 empleos privados registrados nuevos. Desde que llegó Macri, se destruyen por mes 2722, pese a que en lugar de caer Lehmann Brothers hubo tan sólo tormentas.

El sector que más impacto tuvo es el industrial, todo un signo del proyecto de país que encarna Cambiemos. No se puede calcular exactamente el derrumbe porque los registros oficiales comienzan en enero de 2009, y en diciembre de 2018 había menos trabajadores industriales registrados que en enero de 2009. Rompió la estadística.

En concreto, desde que llegó el nuevo gobierno se destruyó el 10% del trabajo registrado industrial. Es una cifra monstruosa, la evidencia de que no sólo no hay promoción, ni siquiera se deja a los empresarios tranquilos: el modelo económico de Cambiemos es un ataque de demolición a la industria. Entre 2009 y 2015 se registraban unos 899 trabajadores industriales nuevos por mes, en promedio. Llegó Macri y se destruyeron 3407 trabajos registrados industriales por mes.

Otro sector directamente afectado es la construcción, cuya movilidad siempre es subsidiaria de los excedentes que se generen en los sectores más dinámicos de la economía. La construcción lleva perdidos a diciembre de 2018 el 2,4% de los trabajos en blanco que tenía. Antes de Macri, en el período 2009 a 2015, se generaban 688 trabajos en blanco en el sector. Después de Macri, se destruyen 311.

El comercio y los hoteles y restauranes, en conjunto, se suman a la hoguera de destrucción. En diciembre de 2018 había 7221 trabajadores registrados menos en esos sectores que los que había en diciembre de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here