El trabajo privado registrado, por debajo de los niveles de 2015

De acuerdo a los últimos datos de la Secretaría de Trabajo, en enero de 2019 había 6.167.116 trabajadores privados en blanco: son 142 mil menos que en enero de 2018, 30 mil menos que en enero de 2015 y 99.644 menos que los que Macri recibió. La destrucción de la industria no tiene fondo. 

El gobierno de Mauricio Macri es una máquina de destruir el trabajo registrado, sobre todo en el sector privado y más que nada en la industria, que ni siquiera cuando pareció haber un repunte –en 2017– pudo detener su caída continua. La separación entre la curva del trabajo registrado en general, el privado en particular y el industrial específicamente es la prueba fehaciente de la orientación del modelo de Cambiemos: destruir la creación nacional de valor, demoler el desarrollo, reventar a los trabajadores calificados y más formados.

Es que, en general, en el último año (enero 2019 contra enero 2018) la cantidad total de trabajadores en blanco cayó de forma vertical: hay 262.378 trabajadores en blanco menos que en enero pasado. El total se incrementó en toda la era Macri en apenas 70.470 trabajadores en blanco, un incremento de apenas el 0,59%, cuando debió haber aumentado al menos un 4,5% para acompañar el crecimiento de la población. Probablemente con los datos de febrero y marzo Cambiemos logre el tristísimo record de haber destruido trabajo en blanco en términos absolutos, en cantidad dura y no en porcentaje.

Cabe destacar que en enero hubo una destrucción feroz de empleo público en blanco. En apenas un mes cayeron 39.894 trabajadores. Aún así, de no ser por los monotributistas y los empleados públicos, las cifras ya le darían completamente negativas a Cambiemos en comparación con lo que recibió. Para poner blanco sobre negro: entre 2012 y 2015, el promedio mensual de creación de trabajo registrado fue de 23.632 trabajadores nuevos por mes. Llegó Cambiemos y ese promedio se desplomó a 1854. Pero si se descuentan los trabajadores públicos, la diferencia es 11.511 contra 795. Y si también se descuentan los monotributistas, antes de Macri se sumaban 4587 trabajadores en blanco en promedio mensual, después de Macri 1829 trabajadores por mes perdieron su laburo en blanco.

La industria es el sector más afectado: con la llegada de Cambiemos el 10,3% de los trabajadores registrados industriales perdieron su laburo en blanco. Eso no es un accidente, no es una crisis, no es una tormenta ni nada fuera de control. Para llegar a una cifra así hay que tener una política deliberada contra un sector. No se olvide que debió haber crecido al menos un 4,5% para mantenerse estable en términos vegetativos. Cambiemos está sepultando al desarrollo independiente.

Otra forma de graficarlo es la comparación. Entre enero de 2009 y diciembre de 2015 se sumaron 74.587 trabajadores al sector industrial. Llegó Macri y, hasta enero, 128.981 trabajadores industriales perdieron su laburo en blanco. Es decir: Macri destruyó el 172% del trabajo industrial creado desde 2009. Es un salto atrás de más de 10 años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here