La compañía de Mickey ya es dueña de Los Simpsons, Los Avengers y X-Men. Más allá de personajes y superhéroes, hay muchos puestos de trabajo que ahora están en duda.

La compra de 21st Century Fox por parte de Disney ya es efectiva, por la suma para nada despreciable de 71,3 mil millones de dólares. Este monopolio ya había conseguido franquicias monumentales como Star Wars, Marvel Studios y Pixar. Ni lerda ni perezosa, la compañía presidida por Bob Iger ya actualizó su web con algunos de sus nuevos juguetes como Bartolomeo J. Simpson, Avatar y Deadpool.

Además de todo el contenido cinematográfico que supone la compra, Disney es dueña ahora también de la cadena de televisión de Fox, los canales FX y National Geographic y de un 30% de la plataforma de streaming Hulu (¿Tiembla Netflix, que tiene un altísimo porcentaje de contenido de Disney?). Mientras, Rupert Murdoch, ex propietario de 21st Century Fox se quedó con Fox News y Fox Sports 1.

Con los pies más acá, Fio Sargenti, periodista especializada en la industria, puso orden en las prioridades respecto a qué es lo que apareja esta mega fusión:

Las resonancias de esta preocupación no demoraron en aparecer:

Centralización de oficinas, eliminación de departamentos gemelos y, sobre todo, la incertidumbre que acusan los trabajadores de Fox respecto a su futuro laboral, son los títulos que seguro van a llegar a las pantallas, próximamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here