Las concesionarias “están tratando de mantener su negocio y sus empleados”

Si bien en febrero hubo una suba del 2,46% en la venta de autos usados, el titular de la Cámara del Comercio Automotor afirma que la cifra “no nos debe confundir”. La merma acumulada en los primeros dos meses del año es del 4,36% respecto de 2018.

El febrero que pasó acaso fue un bálsamo en las concesionarias de autos usados, ya que las ventas alcanzaron niveles que no se veían desde 2014. No obstante, el sector viene de ocho meses consecutivos de caída de ventas, cerrando un 2018 con una retracción total del 2,49%. Quizá por eso el titular de la cámara que los agrupa, Alberto Príncipe, sentenció que “Es difícil para los empresarios comenzar todas las mañanas sabiendo que la apertura del negocio va a traer como consecuencia más perdida de su capital”.

Lo cierto es que las ventas de usados en el mes pasado crecieron un 2,46% respecto de febrero de 2018. En la suma de enero y febrero de este año, las ventas acumuladas están un 4,36% por debajo del año pasado. Resta decir que nunca durante la era Cambiemos se igualaron los niveles de ventas de autos usados del 2015.

“Los dueños de las empresas están tratando de mantener su negocio y sus empleados, pero cada vez la realidad, la situación económica y las especulaciones financieras, no nos dan alternativas. En este contexto y con los volúmenes a la vista, no tenemos esperanza de una recomposición cercana del sector”, lamentó Príncipe.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here