Liberan a los policías que torturaron a una pareja gay en Santo Tomé

El reclamo de la Marcha del Orgullo Santa Fe en la puerta de los Tribunales.

Tras un acuerdo entre la fiscalía y la defensa, la Justicia determinó que no era necesario continuar con la prisión preventiva de los seis policías que torturaron y vejaron a Alexis Do Santos (29 años) y Nahuel Taborda (21 años) en la comisaría 12 de Santo Tomé. Los abusadores pasaron menos de 48 horas en cana. 

Los verduguearon con armas de fuego, los amenazaron, los metieron en un cuartito en la comisaría, los patearon, les pegaron en las costillas, en la espalda. Cuando se enteraron de que eran homosexuales les retorcieron los testículos y los violaron con los dedos mientras les decían «Ah, pero son putitos, son novios. Mirá cómo lloran los maricones». Los amenazaron de muerte, también a sus familiares, les dijeron que les iban a quemar la casa. Todo eso ocurrió en la madrugada del lunes. Para el viernes, los fiscales María Laura Urquiza y Ezequiel Hernández acordaron con la defensa de los policías torturadores que no era necesario que continuaran en prisión preventiva y que podían volver a la calle, el mismo lugar que transitan Alexis, Nahuel y sus familias.

El juez de la causa, Pablo Busaniche, estimó que alcanza con «medidas alternativas a la prisión preventiva», como la prohibición de portar armas de fuego, de acercarse a 500 metros de las víctimas, de salir del país y una fianza de 30 mil pesos. Los policías torturadores Marcelo Julián Romero, Ramón Enrique Gómez, Flavio Jesús Espinosa, Santiago Manuel Schultz, Rodrigo Salva y Víctor Alfonso Ruiz no pasaron ni un fin de semana tras las rejas: los hechos ocurrieron el lunes 25 entre la madrugada y las 17:00 y los policías fueron liberados el viernes 29 a la mañana, tras la audiencia imputativa. En verdad, recién habían sido detenidos el miércoles 27 por la noche.

Cabe destacar que los seis uniformados quedaron imputados pero que no son los únicos investigados –hay nueve más bajo observación–, por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, apremios ilegales, vejaciones agravadas, allanamiento ilegal y falsedad ideológica (consignaron declaraciones falsas en el acta de procedimiento en la que debían plasmar lo ocurrido). Es que mientras algunos torturaban otros se quedaban en el molde o mirando nomás.

Desde la Marcha del Orgullo Santa Fe se emitió un comunicado en el que se exige «una respuesta del Ministerio de Seguridad de la provincia, así como también el efectivo acompañamiento a Nahuel, Alexis y sus familiares». «En un país que deja cientos de personas muertas por gatillo fácil, números récord de crímenes de odio y femicidios con armas reglamentarias la justicia patriarcal y heteronormada formada desde el odio a lxs pobres, lxs trabajadorxs, jubiladxs, etc deja en libertad a 6 policías que con todo el aparato de la fuerza policial pueden seguir hostigando y poniendo en riesgo la vida de nuestros compañeros directa o indirectamente».

«Consideramos que con esta medida de la no prisión preventiva no se hace más que revictimizar a las víctimas de lo sucedido, que tienen miedo de salir de su casa», explicaron con sencillez.

El comunicado completo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here