“No vamos a renunciar a pelear por salarios dignos en la provincia”

Foto: Mauricio Centurión.

Los docentes de Amsafe y Sadop, los estatales de ATE, los municipales de la Festram y los profesionales de la salud del Siprus protagonizaron una masiva marcha hacia Casa de Gobierno para reclamar paritarias sin techo. Rechazaron la oferta oficial del 10% y cuestionaron el ajuste provocado por el Pacto Fiscal.

Alrededor de 20 mil personas marcharon en Santa Fe para reclamar paritarias sin techo y en rechazo a la política salarial del gobierno provincial. La movilización fue convocada por los gremios del sector público ATE, Amsafe, Sadop, Siprus y Festram. Ante una plaza colmada, de espaldas a la Casa Gris, los líderes sindicales remarcaron la unidad de los trabajadores y dejaron en claro que no aceptarán propuestas salariales que impliquen una pérdida del poder adquisitivo.

La concentración fue a media mañana en la Plaza del Soldado, en el microcentro de la capital santafesina. Allí se congregaron militantes y delegados gremiales de toda la provincia y marcharon hacia la Plaza 25 de Mayo, donde se realizó el acto central cerca del mediodía.

La marcha provincial de los gremios públicos fue en rechazo a la última propuesta salarial de la provincia –un aumento del 10% con cláusula gatillo condicionada por la recaudación– y en repudio a dos anuncios realizados la semana pasada por el gobierno: el descuento de los días no trabajados por medidas de fuerza, que alcanza a todos los sindicatos, y la suspensión de los concursos de titularización docente por parte del Ministerio de Educación.

“Vamos a seguir peleando”, bramó desde el escenario Sonia Alesso, secretaria general de Amsafé provincial y de la Ctera nacional. Y le envió un mensaje al gobernador Miguel Lifschitz, vinculado a las declaraciones formuladas la semana pasada en las que ensalzó el aumento de casi 50% otorgado en 2018 por aplicación de la cláusula gatillo: “Que no se equivoque el gobierno; no vamos a renunciar a pelear por salarios dignos en la provincia”.

La presión del Pacto Fiscal

El primer orador del acto fue Claudio Leoni, líder de la Festram. Comenzó denunciando una “presión” contra los trabajadores por parte del Ejecutivo, por la amenaza de descontar los días de paro, y en ese marcó destacó la unidad gremial contra el ajuste.

“Se lo advertimos al gobierno provincial en 2017 cuando firmaron el Pacto Fiscal con la Nación. Dijimos que ese pacto iba a poner de rodillas a la provincia ante los dictados del FMI y que iba a provocar una caída de los recursos públicos provinciales”. De ese modo, Leoni relacionó la oferta salarial –que incluye la cláusula gatillo, pero limitada– al mandato de déficit cero del organismo internacional.

Más tarde habló el secretario general del Sadop, Pedro Bayúgar: “No tenemos una propuesta salarial de parte del gobierno provincial, salvo que se entienda que nos quieren hacer el plan canje de lo que nos deben como mejora y de la inflación como compensación; realmente no tenemos una propuesta que recomponga nuestros sueldos a la altura de las circunstancias”.

Según el líder de los docentes privados, el aumento del 10% no alcanza a cubrir la inflación de los primeros meses del año, a lo que sumó que el porcentaje correspondiente a la cláusula gatillo de diciembre aún no fue abonado por la provincia.

“Este gobierno (provincial) no solo tiene firmado un consenso fiscal con la Nación; también tiene un consenso ideológico con el gobierno nacional porque piensa, como el gobierno macrista, que el salario genera inflación, porque piensa que el salario es un gasto para el Estado. Frente a ese consenso ideológico y político, respondemos con la unidad y con la lucha”, arengó Bayúgar.

“El descuento es un apriete”

La última oradora fue Sonia Alesso. Empezó poniendo en contexto las medidas de fuerza y se refirió a una “estrategia de poder para la región, de todas las derechas de América Latina, que significa quita de derechos, represión a la protesta social, hostigamiento al movimiento sindical y una campaña de invisibilización de las protestas por parte de los medios hegemónicos”.

Foto: Mauricio Centurión.

La secretaria general de Amsafé aclaró, además de la cuestión salarial, los gremios docentes seguirán dando pelea por sus otras demandas: condiciones dignas de trabajo, reconocimiento pleno de la jornada completa y una intervención decidida por parte de las autoridades para frenar las fumigaciones que afectan a las escuelas rurales. “El gobierno no quiere discutir esto porque hay mucho dinero de por medio”, acusó Alesso.

Luego, cuestionó la suspensión de los concursos de ascenso y anticipó que Amsafé realizará una presentación judicial por “práctica desleal” contra el Ministerio de Educación: “Se usó como un apriete; la suspensión de los concursos no es por culpa del paro, porque podrían haberlos reprogramado; fue un apriete, igual que los descuentos”.

Sobre la propuesta de aumento salarial del 10%, Alesso dijo que “ni siquiera compensa lo que aumentaron las tarifas” y lo calificó como “peor que el del año pasado”, cuando los gremios y el gobierno cerraron un acuerdo del 18% con cláusula gatillo sin limitaciones. “El gobierno tiene que convocarnos nuevamente y tiene que mejorar la propuesta”.

Los próximos paros

Los sindicatos de estatales ATE y UPCN, los docentes de Amsafé y Sadop, los municipales de la Festram y los profesionales de la salud nucleados en Siprus continúan con medidas de fuerza este miércoles 27.

Los docentes, además, han votado un nuevo paro de 48 horas para el 3 y 4 de abril en caso de que no haya antes una propuesta superadora por parte de la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here