Docentes universitarios: «El 66% de lo obtenido en la paritaria 2018 es en negro»

En el medio del conflicto ya no por la apertura de la paritaria 2019, sino por el cierre de la del 2018, dialogamos con Oscar Vallejos y Viviana Pradolini, de Adul.

Hace apenas unas semanas del inicio del primer cuatrimestre y los docentes universitarios continúan en plan de lucha por salarios dignos y por mayor presupuesto para la educación pública. Durante la semana pasada hubo paros en distintas universidades; en el Rectorado de la UNL hubo clases abiertas y hasta una olla popular que compartieron docentes y estudiantes. Mañana se definirá la continuidad o el cierre de la paritaria 2018, y se desconoce cuándo se convocará a discutir la paritaria 2019. La Conaduh -central que nuclea, entre otras asociaciones de base, a la Asociación de Docentes Universitarios del Litoral (Adul) – no firmó la última acta paritaria y por lo tanto no fue convocada a las siguientes reuniones, pero sigue atenta a las ofertas del gobierno y evalúa las acciones a seguir. Reclaman el blanqueo de los aumentos realizados en 2018 y que se equiparen los sueldos a los niveles de inflación.

“Los porcentajes de recomposición salarial que han ofrecido en todo este tiempo han sido en perjuicio de nuestro salario” describió Viviana Pradolini, secretaria adjunta de ADUL. Asimismo, expuso como caso testigo el de un docente universitario con 20 horas semanales de trabajo que en enero pasado no alcanzó a cobrar 10 mil pesos de bolsillo. “Estamos hablando de una pauperización, de un ingreso que está en este momento al 50% de la canasta familiar básica. Estamos hablando de un sueldo de indigencia, sobre todo para aquellos docentes que tienen cargos con categorías más bajas, que no han podido acceder a un cargo porque no todas las universidades tienen carreras docentes. En el caso de la UNL, el docente no asciende salvo que haya una vacante en el cargo, y la vacante se produce si el docente que tiene un cargo jerárquico se muere o se jubila”, explicó la dirigente.

Por su parte, Oscar Vallejos, secretario general del gremio, aseguró que “la peor crisis es que no solamente estamos por debajo de la inflación sino que la composición del salario se ha vuelto en su gran parte salario en negro. El 66% de lo obtenido en la paritaria 2018 es en negro, cuando antes era el 100% de salario real”.  “Hoy solamente el 15% es salario real –comparó–, todo lo demás no va a parar de manera directa al cálculo de la antigüedad, ni de otros plus como las zonas desfavorables o los plus por titulo de posgrado ni de los haberes jubilatorios”. “La seguridad social en lo que respecta al sector universitario se resiente enormemente, porque cuando las cifras son en negro quiere decir que la patronal no aporta al sistema previsional y a las obras sociales”, indicó el docente. Pradolini agregó: “Estamos preocupados porque sabemos del aumento del déficit que tiene la obra social de la UNL porque obviamente los costos de las prestaciones médicas y de los insumos se acrecientan a la par de la inflación y nuestros salarios no se incrementan en relación a la inflación”.

Al momento de firmar el acta paritaria, “Conaduh planteó que era un mal acuerdo, que había que pugnar por más porque íbamos a quedar por debajo de la inflación y efectivamente terminó siendo como dijimos que iba a suceder”, contó Vallejos. “Lo peor que tenía ese acuerdo es que se empezaban a aceptar cifras en negro”, agregó. Los dirigentes de ese gremio sostienen que el gobierno nacional avanzó sobre la paritaria 2019, ya que la paritaria del año pasado debía cerrarse en febrero. “Si tenemos en cuenta que la inflación de marzo fue del 4% y que en abril van a haber tarifazos, con la nueva propuesta vamos a quedar nuevamente muy por debajo de la inflación” reflexionó Vallejos. En el mismo sentido, Pradolini expresó que “No estábamos equivocados al decir que era una paritaria que iba a dilatar los compromisos, la responsabilidad que tiene el gobierno nacional con la universidad pública, específicamente con los docentes de las universidades nacionales”.

La semana pasada, en el marco del paro docente y de la movilización en las distintas unidades académicas, hubo plenario nacional de secretarías generales de las asociaciones de base nucleadas en Conaduh. En esa reunión, que tuvo lugar en Buenos Aires, Adul propuso continuar el paro durante esta semana, aunque no hubo consenso al respecto. Finalmente, se resolvió llevar adelante una “semana de agite”, en la cual se está trabajando con los afiliados y con las comunidades educativas en la concientización y reflexión acerca de la coyuntura. “Es posible que mañana se firme la nueva acta paritaria y que sobre ese cierre el gobierno nacional llama a paritarias 2019. El lunes evaluaremos cómo seguir”, informó Vallejos. Desde el gremio expresaron además su preocupación por desconocer sobre qué base se producirá la discusión salarial para 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here