“Es lindo caminar por bulevar, pero queremos poder disfrutar igual de Teniente Loza”

Para estas elecciones, el Frente Social y Popular busca la reelección de Carlos Del Frade como diputado provincial y la aparición de una cuarta fuerza en la ciudad, con la postulación de Pablo Landó como cabeza de lista para el Concejo Municipal.

–¿Cómo vienen con la campaña?

Landó:–Venimos poniendo el oído en las problemáticas más urgentes, en la desigualdad creciente, recorriendo los barrios. La pelea cotidiana es cómo se alimenta la familia, cómo se puede crear trabajo en la ciudad. Un gran actor de la ciudad, el pequeño y mediano comercio, tenía un rol social de primer y último empleo y ha ido perdiendo esa capacidad, hoy sólo está sostenido por los dueños, por la propia familia, si ya no bajaron la persiana. La changa se ha paralizado, no se contrata casi a nadie. El impacto de las políticas de ajuste de Macri en la ciudad ha sido muy grande. No hemos tenido de parte de la provincia medidas que atenúen ese impacto. Y tenemos a José Corral que, orgulloso, acompaña el modelo de Macri. Ha diseñado una ciudad al beneficio de un puñado que ha hecho negocios en este último período. La especulación inmobiliaria y los grandes negocios de la ciudad se han beneficiado y han encontrado en José Corral un gerente. Es muy lindo caminar por bulevar, por el centro, pero queremos podemos poder disfrutar de igual manera de Teniente Loza. Queremos disfrutar en el norte del espacio público. Poder acercar en los barrios posibilidades de acceso al deporte, a una actividad cultural. No se ha tenido desde el municipio una política de vivienda social, de generar empleo. Ese es el cuadro de situación que nos encontramos, el resultado de quienes han tenido en sus manos las decisiones políticas. El municipio ni siquiera garantiza el alimento en los comedores comunitarios. Necesitamos estar nosotros para que Santa Fe pueda recuperar un rol productivo, para que Santa Fe sea una ciudad industrial. Nosotros decimos que se puede recuperar el puerto de Santa Fe, lo que es un crimen es todo lo que han hecho a su alrededor. Un puerto de barcaza que pueda asistir a toda la actividad comercial portuaria. Pensar un área metropolitana con los parques industriales que tenemos. No lo van a hacer ellos, por eso vamos a nosotros a discutir, junto con el Frente Social y Popular, otro modelo de ciudad de Santa Fe, que construya oportunidades para los 15 mil jóvenes de 15 a 24 años que están excluidos del sistema educativo y laboral. Que podamos construir oportunidades, desde sostener los espacios que hoy contienen y abrazan a los pibes: los clubes, los centros culturales, centros de prevención de adicciones, las escuelas, las organizaciones sociales. Por ahí pasan nuestros objetivos, con la impronta que aprendemos de Carlos Del Frade: no callarnos. Nuestra consigna es “no nos callamos” y queremos estar en ese Concejo Municipal para decir lo que nadie dice.

–Muchas fuerzas dicen lo mismo que vos, ¿cuál es la diferencia cualitativa del FSP?

Landó:–Para nosotros es importante que se empiece a hablar de cosas que antes no se hablaba. Ahora empezamos a escuchar a candidatos que hablan de la importancia de un Banco Provincial, los mismos que fueron parte de gobiernos que lo privatizaron, otros que fueron los ejecutores de esa privatización. Nadie habla de crear una herramienta de esas características en la ciudad de Santa Fe, un Banco Municipal. Estas cosas que decimos por suerte la empezaron a tomar otros. ¿Por qué somos distintos? Es sencillo. La diferencia que tenemos como lista es la composición. Nuestra lista tiene una composición de dirigentes y referentes que vienen de espacios concretos: de la asociación de consumidores, de pequeños y medianos comercios, de la pyme, de las organizaciones sociales, de los trabajadores del río, de la juventud y las mujeres que vienen peleando porque se declare la emergencia de violencia contra las mujeres, de los espacios donde construimos oportunidades para los jóvenes. Una primera diferencia es la composición, una segunda diferencia es no callarse, denunciar. Y la tercera cuestión es lo que pudo logar Carlos Del Frade y Mercedes Meier en la Legislatura, que es trabajar mucho. Nosotros en nuestra campaña no prometemos, contamos en lo que venimos trabajando y explicamos por qué necesitamos tener a alguien de nosotros que pueda representar en el Concejo Municipal a estos sectores. No decimos lo que vamos a hacer, mostramos lo que hemos hechos.

–En Rosario ya hay representación del FSP en el Concejo. ¿Qué expectativas tenés vos en Santa Fe?

Del Frade:–Pablo ha hecho un trabajo extraordinario como representante de estas construcciones colectivas que vienen desarrollándose aquí desde distintas organizaciones y partidos que conforman el FSP en Santa Fe. Con Pablo vamos a dar un hecho histórico en la ciudad, que haya una cuarta fuerza política en el Concejo a partir de diciembre. La política no es una cuestión tan complicada: el gobierno define con pequeños sectores su destino o se subordina a los intereses de la mayoría. Eso lo mostramos la semana pasada cuando con Ciudad Futura, en Rosario, pusimos el litro del sachet de leche a 33 pesos, burlándonos de las cadenas de supermercados y de La Serenísima. Vamos a pelear contra la fenomenal desigualdad que tiene Santa Fe. La capital del segundo estado de Argentina tiene una diferencia de 22 veces entre los que más ganan y los que menos ganan. Eso es impactante. Y marca la concentración de riquezas en pocas manos y cómo el lavado de dinero a partir del mercado inmobiliario se va comiendo la posibilidad de que haya trabajo.

–¿Cuáles son las principales propuestas que querés llevar a la Legislatura?

Del Frade:–Seguir insistiendo en convertir en ley los 87 proyectos que tenemos. La reforma impositiva en primer lugar, que paguen ingresos brutos las exportadoras nos parece fundamental. En segundo lugar, la ley de jornada laboral de seis horas. Eso reactivaría el mercado interno de manera extraordinaria. Hoy tenés 576 grandes empresas en la provincia con tres turnos de ocho horas. Si fuesen cuatro turnos de seis horas, tenés 43 mil nuevos puestos de laburo en la provincia. Y eso se tiene que hacer justamente ahora, en esto que los partidos políticos con mucha cobardía definen como crisis cuando en realidad es un saqueo planificado. En estos momentos hay que democratizar las fuentes laborales en blanco porque la pibada termina siendo soldaditos de los narco. En tercer lugar, el control bicameral de la fuerza policial. Basta de que el poder ejecutivo intente por sí mismo controlar la Policía. Hace 35 años que la Policía está por fuera de la democracia y la Policía termina controlando siempre al Ministerio de Seguridad. Ninguno se tiene que hacer el gil ni el distraído: control bicameral de las fuerzas policiales. La inseguridad no se controla dándole más negocios a los que venden camaritas de video, armas y cárceles, se soluciona con trabajo, educación, cultura, alegría y deporte. Basta de verso de poner un Robocop al lado de cada santafesino. Ley de agrotóxicos, para prohibir las fumigaciones que enferman a la gente y al medio ambiente. Recuperación del Banco Provincial de Santa Fe, como muy bien te decía Pablo. Ministerio de Deportes, para que el deporte sea una herramienta de transformación social y que no sea sólo para el que lo pueda pagar. Algo fundamental: basta de jueces eternos. Hay que modificar la idea de que los jueces tienen que ser eternos. En ciudades grandes como Santa Fe y Rosario tienen que ser elegidos por el voto popular. En cada barrio son necesarias asambleas institucionales, para que los funcionarios digan lo que hacen. Y si no están haciendo, que haya revocatoria de mandato. Sin revocatoria de mandato no hay democracia.

–¿Qué opinan de los dichos de Elisa Carrió sobre el narcotráfico en la provincia?

Del Frade:–Lo que tiene que explicar Antonio Bonfatti es por qué impulsó el juicio abreviado a Los Monos. Eso es crucial. Pero después, lo que dijo Carrió, lejos de esclarecer, embarra todo. No hace a la discusión de fondo del desarrollo del narcotráfico en Argentina y en la provincia. No hay seriedad. El desarrollo que le dio el macrismo al narcotráfico es inédito. La desarticulación del Senasa ha generado que desde los puertos argentinos se exporten toneladas de cocaína. Esa es una discusión que empequeñece lo que hizo Carrió cuando hizo su informe sobre lavado de dinero a comienzos de milenio. La provincia tiene que explicar por qué desde las terminales privadas de los puertos de San Lorenzo o Rosario se exportaron casi tres toneladas y media de cocaína durante los últimos 12 años, por qué hay un mercado de armas absolutamente accesible para la pibada de los barrios de Santa Fe y Rosario, por qué los nichos de corrupción de la policía siguen vigentes. Hay un silencio bastante parecido a la complicidad de parte de las autoridades nacionales.

Landó:–Según un estudio que tenemos en la franja oeste de la ciudad, a partir de 249 encuestas, sabemos que uno de cada dos jóvenes tuvo oferta de drogas, ya sea para consumo o venta. En vez de ofrecerle sostenerse en el sistema educativo, el deporte, un trabajo, se le ofrece drogas y a la par de eso armas. Los pibes tienen armas y drogas a la mano, en lugar de un cuaderno, un birome, una herramienta de laburo. El 99% de los encuestados sabe dónde puede conseguir droga. EL 9% asegura que en su propia manzana, el 54% en su propio barrio. Sin embargo, la gente plantea que el problema son los grandes narcotraficantes y la mayoría considera que la policía es parte del problema. El problema son las carencias de los pibes que habitan en esos barrios en particular. Hay un barrio olvidado, sin acceso a los servicios. Desde el Concejo, nosotros creemos que hay que declarar la emergencia en adicciones, como primera medida. Crear un Área, Dirección, Secretaría de prevención y tratamiento de las adicciones. José Corral no tiene absolutamente nada. No tiene ni una línea telefónica donde pueda llamar una madre para pedir ayuda por su hijo. Esto es imperdonable. En segundo lugar: hay espacios que hacen trabajo preventivo que hay que apuntalar, ayudar, meter equipo profesional. Hay que enlazar, coordinar, con las escuelas, los centros de salud, los clubes de barrio, donde se hace el trabajo de prevención. Ellos hacen el laburo principal, abrazan al pibe, lo contienen dos horitas, que no está en la calle. El problema es que el Estado debe garantizar una política correcta sobre cómo tiene que ser ese abordaje. El barrio tiene que ser más lindo, tienen que tener espacios públicos, bibliotecas, espacios culturales. Es muy difícil ganarle a lo tentador del consumo, en un pibe que consume para olvidar una realidad tremenda, si no se le opone un proyecto de vida. Hay que pensar una política de empleo inmediata.

Del Frade:–El Estado municipal, como dice Pablo, tiene que tener respuestas distintas, hay que pensar distinto el problema. Si vos crees que la cuestión de la seguridad se soluciona con represión, sonaste. Termina siendo el negocio de los venden camaritas, patrulleros, armas. Es un problema muy serio. La cantidad de homicidios crece, con la mayor cantidad de fuerzas federales participando. Quedó demostrado que eso es un verso atroz. Cada vez hay más sangre derramada y más guita invertida en represión. Represión no es igual a seguridad. Nosotros lo que estamos diciendo es que hay que construir más espacios para poder contener a los pibes antes de que se conviertan en un asesino o un asesinado. Tiene que estar eso en el presupuesto municipal. Hoy el 70% de la pibada por debajo de 30 años trabaja en negro. Hay que ayudarlos desde la Municipalidad, en lugar de andar regalando espacios públicos como a Benuzzi. Uno de los motivos de la solución de la violencia en Medellín fue que el Estado puso lo mejor en los peores barrios. La mejor salud, la mejor educación, la mejor obra pública. Los niveles de homicidios, que eran espantosos, cayeron de forma considerable.

–El FSP tiene rasgos de la izquierda y rasgos populares. ¿Por qué creen que es tan complicado lograr unidad en la izquierda y preponderancia de la izquierda en los partidos populares?

Landó:–La tarea de quienes somos parte del campo popular es tener siempre en claro lo que tenemos enfrente. Hoy atravesamos una política neoliberal, en algunos aspectos reaccionaria, criminal con los pibes y con los viejos, anti trabajadores, de destrucción de la industria y el mercado interno. Teniendo en claro lo que tenemos enfrente, la tarea del momento es cómo mantenernos cohesionados. Más que la idea de la unidad de la izquierda, hay que unir a las culturas políticas populares que están en la izquierda, que están en el peronismo, en el radicalismo, el socialismo, que están en una vecinal, en una asociación civil, en los sindicatos, en las universidades. En santa fe el FSP es el punto de encuentro de esas culturas, de esas prácticas y de esos referentes. Tenemos una lista con pluralidad de pertenencias políticas, con distintas prácticas de construcción social. Es un punto de encuentro. Pasa por ahí el desafío, no por la unidad de la izquierda o del peronismo. Pasa por rescatar lo mejor de esas culturas. Muchas de esas fuerzas abandonaron lo mejor de sus banderas fundantes. Hoy es muy difícil discutir programas. Reivindicamos la política en primer lugar, por encima del mArketing. Tenemos un enemigo muy poderoso en el plano nacional y en Santa Fe. No se trata de explicar que los ajustes vienen de arriba y que no se puede hacer nada. Santa Fe es una provincia muy rica, tenemos cosecha récord paralela a la pobreza récord. Tenemos ventas de las principales cerealeras exportadoras que superan casi dos veces el presupuesto de la provincia, no puede ser que no le podamos cobrar ni el 1% de los ingresos brutos. Ahora Omar Perotti habla de tarifas diferenciales y de frenar el tarifazo. ¿Cómo? Con ajuste del Estado, del gasto público

Del Frade:–No es original, ja, ja, ja.

Landó:–¿Qué le vas a pedir a Perotti? ¿Qué toque a las cerealeras? Arrancó su campaña en la Bolsa de Cereales. Eso es lo que ellos son. Por eso no somos parte del Frente Progresista ni del PJ. Y estamos en la vereda opuesta de Cambiemos. Nos animamos a construir un cuarto espacio. Ya lo hicimos con Carlos Del Frade y Mercedes Meier, ahora queremos irrumpir en la ciudad. Nosotros queremos llegar a las generales y estar en esa discusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here