Macri criticó que no se pueda fumigar cerca de escuelas

El entrerriano Fabián Tomassi, ex fumigador que se convirtió en el símbolo de la lucha contra los agrotóxicos en Argentina y el mundo, murió en septiembre de 2018.

Fue en una conferencia de prensa en la Sociedad Rural de Gualeguaychú. Allí afirmó que el fallo de la justicia «pone en riesgo más del 20% de la capacidad productiva de la provincia y el trabajo de los entrerrianos».

Mostrando un profundo desconocimiento en el tema -como en tantos otros- el presidente Mauricio Macri llamó «fertilizante» a los agrotóxicos y minimizó su efecto nocivo sobre la salud de las poblaciones que se ven expuestas a éstos.

Las graves declaraciones se dieron en el marco de una visita a Entre Ríos, donde el presidente mantuvo una reunión con productores agropecuarios, quienes se quejaron por la suba de retenciones, las tarifas eléctricas y las restricciones a los agrotóxicos.

“Me lo plantearon los productores y pone en riesgo más del 20 por ciento de la capacidad agroindustrial productiva de la provincia”, señaló Macri en su crítica a “un fallo irresponsable”. Argumentó que «si hay un gobierno que se ha ocupado del medio ambiente en las últimas décadas es el de Cambiemos”. Más adelante se refirió al fallo como “una ley absurda que no se basa en ningún rigor científico”.

Esta medida de la cual habla Macri es del pasado 29 de marzo. La Justicia entrerriana falló a favor de un recurso interpuesto por el Foro Ecologista de Paraná y la Asociación Gremial del Magisterio de Concepción del Uruguay para pedir la nulidad del Decreto 4407 que autorizaba las fumigaciones en cercanías de las escuelas rurales entrerrianas.

El mismo fue concedido, dejándose sin efecto los artículos que disminuían las distancias. Es decir que quedaron vigentes las distancias de 1.000 metros terrestres y 3.000 aéreos además de la prohibición de toda fumigación con agrotóxicos en horario escolar.

Sobre el tema Macri expresó: «Esta ley que se ha impulsado en Entre Ríos es una ley que pone en peligro el trabajo de muchos entrerrianos y hoy está vigente por un amparo. El Gobierno de Entre Ríos tiene que tener en claro que no tiene que destruir empleo por una ley absurda que no se basa en ningún rigor científico».

Basta es basta

Integrantes de la coordinadora Basta es Basta emitieron ayer un comunicado titulado Señor presidente, nuestros gurises merecen el mismo ambiente que Antonia.

«Mientras en Gualeguaychú están presentes los máximos expertos internacionales en agroecología, el presidente se aferra a un modelo de agricultura que está agotado, mata y arruina el suelo fértil, el bolsillo de cada productor endeudado en dólares, las demás actividades productivas, los alimentos y la salud de cada uno de los entrerrianos, y especialmente a nuestros niños y niñas rurales, además de provocar el éxodo del campo», señalan el texto.

Más adelante, también indican: «UN FALLO NO ES UNA LEY SEÑOR PRESIDENTE. LEA NUESTRA CONSTITUCIÓN, ahí entenderá cosas como que los jueces dictan sentencias y no leyes, y otros hallazgos aún mayores como la “división de poderes”. Se atreve a opinar sobre la irresponsabilidad de poderes provinciales que no han legislado al respecto. El fallo prohíbe la utilización de sustancias químicas de síntesis (agrotóxicos) en las producciones agrícolas. La agroindustria no utiliza solamente FERTILIZANTES en una provincia cuyo suelo está destrozado por el uso indiscriminado de agroquímicos».

Sobre la falta de rigor científico de las investigaciones señalada por Macri, desde la coordinadora respondieron: «Que alguien le pase las fojas en las que figuran más de 700 estudios científicos provenientes de Universidades nacionales argentinas y extranjeras que refieren el daño genético asociado a la problemática del uso de plaguicidas».

Escuelas fumigadas

En octubre de 2017, en un fallo sin precedentes, el Tribunal Oral de Concepción del Uruguay condenó a un año y medio de prisión (en suspenso) a los tres imputados por la fumigación de agrotóxicos sobre una docente y sus alumnos de la escuela rural Nº 44 de Santa Anita, Entre Ríos.

Se trató del primer dictamen en la Argentina en torno a la protección de docentes y alumnos rurales.

La fumigación de la escuela 44 de Santa Anita ocurrió el 4 de diciembre de 2014. Los estudiantes y la docente Mariela Leiva debieron recibir atención médica en el Hospital Reverendo Padre Betcher, de esa localidad, por vómitos, náuseas, dolores estomacales, erupciones en la piel y mucosas.

Histórica condena por fumigar con agrotóxicos una escuela

En marzo de 2018, la Coordinadora Provincial por una Vida sin Agrotóxicos en Entre Ríos, denunció que alrededor de 80 alumnos de una escuela primaria de San José tuvieron que suspender las clases porque a 200 metros estaban fumigando ilegalmente.

El hecho fue en cercanías de la escuela primaria Nº 54 Carlos Souriges, de la localidad de San José. Un fuerte olor empezó a sentirse por todo el lugar y los chicos avisaron que se sentían mal: “A pesar de que cerramos todas las aulas y dejamos los chicos adentro, comenzaron a manifestar dolor de cabeza, sequedad de garganta y dificultades para respirar”, contó la directora Silvia Mathey Doret.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here