Bolsonaro quiere nombrar y echar a los universitarios por decreto

A través del decreto 9794, el presidente de Brasil disolvió de facto la autonomía universitaria. Fuerte repudio de la comunidad acádemica del cono sur, del Consejo Interuniversitario Nacional y de las universidades del país, incluida la UNL. 

A primera vista luce como un simple decreto administrativo para ordenar el empleo público. Dice en su primer artículo que su fin es disponer sobre “los nombramientos, las exoneraciones, las designaciones y las dispensas para cargos efectivos, cargos en comisión y funciones de confianza de competencia originaria del Presidente de la República e instituye el Sistema Integrado de Nombramientos y Consultas (SINC)”. El problemita es que “los nombramientos, las exoneraciones, las designaciones y las dispensas”, que en buen castellano es emplear y echar trabajadores, alcanzan un ámbito hasta ahora vedado para el dedo del poder ejecutivo: “los nombramientos para cargo de dirigente máximo de institución federal de enseñanza superior”. Jair Bolsonaro quiere intervenir de facto las universidades públicas del Brasil.

A eso se suma que el SINC es una base de datos electrónica que debe ser consultada para cualquier nombramiento, en general, dentro del ámbito de la educación superior. Entre otros registros, cuenta con la notación de las “sanciones aplicadas por las comisiones de ética mantenido por la Comisión de Ética Pública de la Presidencia de la República”. Da escalofrío pensar en cómo se regula tal comisión.

El repudio es generalizado en la comunidad académica. La Asociación de Universidades del Grupo Montevideo (AUGM), que nuclea casas de estudio de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, expresó que el decreto “atenta contras las actuales competencias de las autoridades universitarias expresadas en el marco de sus autonomías”. “La situación nos genera gran preocupación y nos pone en estado de alerta”, aseguró el rector de la UNL, Enrique Mammarella, quien además es el vicepresidente de la AUGM. El rector se apoyó en el comunicado de la AUGM, que remarca el “rechazo de los términos del decreto que afecta a las instituciones públicas de educación superior de Brasil y reclama la inmediata revocación de cualquier disposición que limite la autonomía universitaria”.

El Consejo Interuniversitario Nacional, que nuclea a todos los rectores de las universidades públicas de Argentina, emitió un comunicado en el que expresa su “solidaridad con las autoridades universitarias, trabajadores docentes, no docentes y estudiantes de las universidades alcanzadas por esta medida unilateral y autoritaria que formaliza la intervención del Poder Ejecutivo en los asuntos universitarios” de Brasil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here