Guitarras, muñecas y skate

Télam Buenos Aires 13/09/2012 Tras casi 30 años de trayectoria, en los que pasó del under a ser una banda de gran popularidad con una propuesta artística arriesgada, Massacre cumplió anoche -ante más de tres mil espectadores- el sueño de saltar del “sótano del sótano” al escenario del teatro Gran Rex, en donde brindó un show estupendo y repasó los momentos más elevados de su discografía. Foto: Fernando Gens/Télam/jcp

Massacre vuelve a Tribus (República de Siria 3572) con su show de skate punk para redondear la gira con la que están presentando su DVD Recuerdos al futuro y despidiendo su último disco de estudio, Biblia Ovni.

Su fórmula está compuesta de canciones bien entrenadas, poética existencialista y un carisma que no se consigue ni ensayando mucho, ni teniendo la mejor producción. El show es el sábado 18 de mayo a las 21 y las entradas pueden comprarse a través de Ticketway y puntos de venta físicos.

Ver a Massacre es divertido porque es una banda que juega al rock, a la que no le hace falta mirarse para coordinar un corte o dos vueltas más, perfectamente puede cada uno hacer como Bochi que se mueve como un Angus Young con bajo en una baldosa ignorando todo lo que hay alrededor. Mientras, Walas va a tirar bendiciones con una cabeza de muñeca clavada al tope de un crucifijo de madera. Su público va a contestar con pogo, ofrecerá su energía a los saltos, transpirando y completando cantos a coro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here