Cambiemos destruyó el 10,9% del trabajo registrado industrial

El trabajo registrado privado, en general, se redujo un 2% desde 2015. El gobierno de Mauricio Macri va a dejar menos trabajadores registrados –en todo concepto– que los que recibió. El 90% del trabajo destruido es privado, el 50% del trabajo creado es monotributista: una pintura de la precarización.

El proceso de destrucción del mercado laboral sólo se puede equiparar con los sucedido en la década del 90. El corazón del modelo de Cambiemos se puede observar en cómo están transformando el mundo del trabajo: más desocupación, más precarización, destrucción de los sectores privados más dinámicos –industria y comercio–, privilegio de las ramas con menor valor agregado, extractivas, como el campo y la minería.

Los datos de la Secretaría de Trabajo son taxativos. El «empleo de calidad» del que siempre habla el presidente Mauricio Macri hoy alcanza a menos personas que en noviembre de 2015. Y hablamos de cifras absolutas, no relativas. El mercado laboral tiene que crecer un mínimo de 1,5% por año para acompañar el mero crecimiento de la población. Con Cambiemos no sólo no creció sino que se redujo. Hoy hay una merma del 2% en la cantidad de trabajadores registrados privados, en la comparación de abril de 2019 (último dato) y noviembre de 2015.

Antes de la llegada de Macri, unas 7311 personas conseguían un trabajo registrado privado por mes. Después de Macri, ese promedio mensual se volvió negativo: 3124 personas pierden su laburo privado en blanco, todos los meses. Actualmente, hay que ir hasta octubre de 2014 para encontrar una cantidad de trabajadores registrados privados menor que la de abril de 2019.

En la industria, el sector más dinámico, que más hace crecer la economía y que genera independencia y potencia productiva nacional, el panorama es pavoroso. Se redujo un 10,9% la cantidad de trabajadores registrados de la industria desde que llegó Macri al poder. En el comercio y la hotelería y los restoranes, sumados, la caída es del 1,9%.

Hay apenas 71.914 trabajadores registrados más, en todo concepto, que los que había en noviembre de 2015. Inevitablemente, la gestión Cambiemos terminará con menor cantidad de trabajadores registrados que los que recibió. Observando en detalle, lo único que salva las cifras es la cantidad de personas que se incorporaron al monotributo: son el 50,4% del empleo creado desde que Macri llegó al poder, mientras que el 90,2% del trabajo registrado destruido es aquel que se insertaba en empresas privadas. No hay forma más perfecta de plasmar en datos duros el proceso de precarización laboral que acompaña al aumento de la desocupación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here