Guisazo en la UNL por un comedor más accesible

Estudiantes y docentes convocaron a un Guisazo en Ciudad Universitaria, en el marco del reclamo por mejoras en el presupuesto para las universidades.

En una semana de paro y movilización a nivel nacional, a 50 años del Cordobazo, la lucha del movimiento estudiantil y obrero continúa respecto a la defensa de las universidades públicas, y al reclamo por más presupuesto universitario para garantizar las políticas de bienestar estudiantil. Luego del paro general del miércoles -al cual Conaduh adhirió- el jueves se realizó un Guisazo en Ciudad Universitaria. Fue convocado por estudiantes y docentes, en protesta por los precios del comedor, que hoy sale 80 pesos. “El comedor universitario de la UNL es el más caro del país”, sostuvo Milagros Monserrat, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias. Durante el Guisazo, cerca de 150 estudiantes almorzaron por 30 pesos.

“Pese a que la UNL destina 7.800.000 pesos al comedor, sigue saliendo 80 pesos. Es un costo inaccesible para comer todos los días en las facultades. Es la consecuencia de que hay un privado que se está quedando con una ganancia. Además nuestro comedor sólo tiene almuerzo: no tiene desayuno, merienda ni cena. Los estudiantes que permanecen todo el día en la facultad, para no tener que pagar más pasajes de colectivos al volver a sus casas, están atados a gastar mucho dinero por día”, explicó Monserrat. La dirigente estudiantil también comparó el precio del comedor local con el de otras universidades: “el de Trelew está costando $ 1,50”, y subrayó la necesidad de entender al comedor como un derecho de los estudiantes.

“Es una discusión política sobre el momento crítico de la economía de nuestro país. Cada vez hay más estudiantes que están abandonando las carreras, o que tienen que laburar para sostener sus estudios, y la UNL no está dando respuestas a ese contexto”, expresó Monserrat. “Seguimos discutiendo también que el gobierno nacional no tiene a la educación pública como una prioridad. La educación pública no es un gasto, se trata de nuestro futuro: se tiene que destinar más presupuesto a la ciencia y a la tecnología. Por eso vamos a seguir haciendo todas las actividades que sean necesarias y posibles, para seguir conjunta y colectivamente generando nuestros propios proyectos de la universidad que queremos”, manifestó.

La semana pasada, en el congreso nacional de Conaduh, los docentes aprobaron la continuidad de la lucha por el aumento del presupuesto universitario, y el rechazo a la política de desmantelamiento del sistema científico y tecnológico. Pese al acuerdo en el aspecto salarial, la demanda continúa en términos de garantizar el ingreso, la permanencia y el egreso del estudiantado en las carreras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here