Otra vez cae la utilización de la capacidad instalada industrial

Doce meses corridos de caída interanual marca el indicador que mide cuánta maquinaria industrial está en funcionamiento. En abril, último dato disponible, apenas el 61,6% de los fierros estuvieron produciendo. La situación en las automotrices, la metalmecánica y las textiles es dramática.

En abril del 2018 las industrias tenían un parate del 32,4%, en abril de 2019 saltó al 38,4%. Es la suba en la ociosidad más alta de la era Macri. No obstante, el gobierno puede alegrarse de que en marzo de 2019 la situación era peor, ya que el 41,2% de las máquinas estaba paradas: una cifra tan catastrófica que hay que remontarse a la crisis de 2001 y 2002 para encontrar un nivel similar de parálisis. Como siempre recordamos, nunca durante la gestión de Cambiemos el uso de la maquinaria industrial siquiera llegó al 70%.

La industria automotriz registra, en abril de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 37,6%, inferior al de igual mes de 2018 (55,8%). La metalmecánica tuvo una utilización de la capacidad instalada de 46,7%, inferior al del mismo mes de 2018 (55,4%). Según el Indec, la merma se debió a “la menor actividad de los fabricantes de maquinaria agropecuaria y de bienes de consumo durable, en particular, la línea blanca”. El otro sector hundido es el textil: en abril el 49,5% de sus máquinas andaban, un poco menos que el 52,3% de abril de 2018. “La merma se origina en la menor producción de hilados de algodón y de tejidos de punto y planos”, dice el organismo oficial.

Todos los bloques sectoriales de la industria registraron caídas interanuales. La salida de la crisis industrial está muy lejos en el horizonte. El resultado son despidos y el desguace del entramado productivo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here