Parques Nacionales desaloja a los isleros santafesinos

La vivienda de Ciro Requino, amenazado con el desalojo, en isla La Mabel.

Con una intervención masiva de fuerza pública, la Administración de Parques Nacionales está desalojando a los pobladores de las islas, pese a que sus bienes y su estilo de vida están protegidos por permisos provinciales preexistentes y por convenios internacionales.

La Administración de Parques Nacionales está usando a la Prefectura para echar a los pobladores isleños de la zona del Parque Nacional Islas de Santa Fe, en inmediaciones de Gaboto. Las familias dispusieron de permisos de ocupación otorgados por la provincia de Santa Fe como cuidadores ad-honorem. El Parque se encuentra en el Sitio Ramsar Delta del Paraná. Instituciones ambientalistas agrupadas en la Red Delta recordaron en un comunicado que el plan de manejo del Sitio Ramsar contempla como objetivo “Conservar el modo de vida isleño promoviendo una mejor calidad de vida para los pobladores, favoreciendo los modos de producción tradicionales y destacando sus prácticas y conocimientos”. Vale recordar que el comité encargado del manejo del Sitio Ramsar no está compuesto solamente por los ambientalistas, sino también por representantes de la provincia y de Parques Nacionales.

Al momento, de las cinco familias que habitan en la zona, dos fueron presionadas para irse y a un hombre de 72 años se lo desalojó con una masiva acción de Prefectura. Las dos familias que restan reciben más presiones por parte de autoridades de Parques Nacionales. El accionar “contradice resoluciones adoptadas por la Convención Ramsar, que instan a las partes a salvaguardar los valores culturales de los humedales, los medios de vida que proporcionan y los derechos de las comunidades locales a participar en su gestión”, continuaron desde la Red Delta.

La vivienda de Ramón Castaño, en isla El Rico

El 30 de mayo fue desalojado de la Isla El Rico un viejo islero de 72 años, Ramón Castaño, que no se encontraba en su casa en ese momento, sino en Gaboto. Antes, dos familias cedieron ante las presiones de las autoridades de Parques Nacionales y se relocalizaron en el islote Los Huevos y en Gaboto. Quedan dos familias a las que ya se les anunció informalmente el desalojo, sin ninguna notificación oficial.

En diálogo con Pausa, uno de los pobladores, Ciro Requino, contó que es tercera generación de isleño y que lo quieren echar de la zona donde habitó siempre: “Hace más de 25 años que estoy. Tengo un documento hecho ante la jueza de Gaboto, que muestra que soy un poblador isleño, que está probado por otras personas, que justifican los años que hace que yo estoy en la isla. Pero empezó a pelearme Parques Nacionales. Yo vivo con familia y crié a mis hijos. Mi hijo dejó sus estudios viendo el maltrato que la gente de Parques tiene con nosotros. Ahora me quisieron reubicar, pero me quisieron mandar a islas privadas, no fiscales. Lo que me quisieron dar a mí era agua, no se puede criar nada en el agua. Es peor que con el gobierno de los militares. Echaron a un poblador isleño de 72 años, que tiene seis, siete chanchos. Había varias lanchas desalojando el lugar, me atacó Prefectura y me multaron porque tenía el matafuego descargado. Me da vergüenza de haber luchado por la democracia para que ahora pase esto. Si yo no le hubiera avisado a ese hombre, que no estaba, le sacaban todo”.

“Me quieren embargar los animales, todo. Estoy decidiendo qué hacer. En el Ministerio de Justicia me dijeron que hasta que no me reubiquen no pueden desalojar. Estoy en un momento crítico. Está muy jodida la cosa”, cuenta Requino, que es dueño de vacas, caballos, ovejas y chivos. “Soy un pequeño productor”, dice con orgullo. Las pertenencias de Castaño fueron llevadas a Diamante (Entre Ríos) por las fuerzas de seguridad. Requino todavía resiste con su familia en la isla La Mabel, como otra familia que se encuentra en la isla El Alisillar.

Islas y cultura

Las ovejas de Requino.

El Parque Nacional Islas de Santa Fe nació en 2010, con una extensión de 4096 hectáreas en inmuebles fiscales provinciales insulares: isla Campo El Rico, el Conscripto, la Gallina, Mabel o Chingolo, El Lago, Del Medio o De Lillo, El Alisillar y Pajas Blancas. Fue declarado Sitio Ramsar en 2016, junto con el Parque Nacional Pre Delta, del lado entrerriano, y zonas de islas privadas. El Sitio Ramsar comprende 243.126 hectáreas. Un Sitio Ramsar está protegido como humedal, ya que se enmarca en el Convenio de Ramsar, firmado por 160 países del mundo.

En el proceso de creación del Parque hasta la actualidad, las familias que habitan dispusieron de permisos de ocupación otorgados por la provincia de Santa Fe como cuidadores ad-honorem. Basan su subsistencia en la cría de ganado a pequeña escala.

Como sucedió con Ramón Castaño, las familias que resisten tienen el temor de ser desalojadas de sopetón. A Requino le ofrecieron como reubicación posible una zona anegada, cuyo único sector de tierra firme es propiedad privada: el propietario ya avisó no iba a durar demasiado allí. Al momento, las familias que quedan en las islas –cuidando sus bienes y, también, un estilo de vida y una cultura propia– afirmaron haber sido amedrentadas telefónicamente por autoridades de Parques Nacionales que les anunciaron la proximidad de un nuevo desalojo sin notificación oficial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here